February 15, 2018 AT 07:56 AM EST

Desde que se diera a conocer la sorpresiva noticia de su separación de Gabriel Soto, Geraldine Bazán ha sido cuestionada sobre este asunto en todos y cada uno de los encuentros que ha tenido con la prensa. Aunque hasta ahora ha sido muy generosa y amable al responder a todas las preguntas de los medios de comunicación que se han interesado por su situación, la actriz mexicana considera que ya es oportuno dejar atrás definitivamente el tema de su proceso de divorcio, por lo que pidió, de la manera más amable posible, una “tregua” a los periodistas para ya no ser interrogada acerca de este asunto.

“Ahorita que los tengo a ustedes, las cámaras encima, decirles que yo ya estoy tres pasos adelante y si de verdad de alguna manera me tienen cariño y me apoyan quisiera que de alguna manera dejemos este tema atrás”, pidió Geraldine a los periodistas en declaraciones recogidas por el programa de televisión mexicano De primera mano, de Imagen Television.

“Ya yo estoy tres pasos adelante y les agradezco mucho y ojalá que de aquí en adelante tengamos otros temas de conversación”, agregó la actriz, quien graba actualmente en México el superdrama de Televisa Por amar sin ley, que marca su regreso a la televisión.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Antes de pedir la “tregua”, Geraldine habló por primera vez de cómo están asimilando sus dos hijas el proceso de divorcio.

“Estoy sumamente sorprendida de la madurez y de la inteligencia emocional que tienen mis hijas. De verdad me impresiona”, reconoció la intérprete de 35 años, para quien el amor incondicional de sus pequeñas princesas ha sido fundamental para atravesar esta dolorosa situación.

“Ellas son unas niñas amadas, queridas, respetadas, tienen amor por todos lados y al final eso es lo que yo les quiero también dar a ellas y que ellas aprendan de su mamá y al final, te juro, que eso es lo más importante para nosotros”, reconoció Bazán.

You May Like

EDIT POST