Andrés Rubiano
February 27, 2017 AT 06:01 PM EST

La edición número 89 de los Oscar parece haber dejado más polémicas de lo usual. No solo causó controversia el error durante la premiación a mejor película, sino que la nominación y victoria de Casey Affleck como mejor actor ha revivido las dos demandas sexuales por acoso sexual en 2010.

Según los críticos del actor, victoria  puede ser considerada como un insulto para la industria cinematográfica y sus intentos de acabar con el sexismo en Hollywood.

Según la revista Time, dos mujeres que trabajaron con el hermano menor de Ben Affleck en la cinta I’m Still Here lo demandaron por acoso durante la producción del filme.

Una de ellas aseguró que Affleck se habría metido en su cama sin previo consentimiento. La segunda acusó a la estrella de Manchester by the Sea de obligarla violentamente a permanecer en su habitación de hotel.

Casey Affleck
Frazer Harrison/Getty Images

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

No solo eso, según los documentos legales del caso, las demandantes también aseguraron que Affleck y Joaquín Phoenix, protagonista de la cinta que rodaban, se habrían encerrado en un cuarto con otras dos integrantes del equipo para tener relaciones sexuales.

Las dos demandas pedían en conjunto una compensación de casi $4.3 millones. El pleito legal se solucionó fuera de las cortes, luego de que las partes involucradas llegaran a un acuerdo monetario que no fue revelado al público.

Las críticas contra el actor se han hecho más intensas desde que se conociera su nominación para los Golden Globes y los Oscar. New York Magazine y Rolling Stone dedicaron piezas sobre la polémica, acusando a la Academia de hipocresía por promover igualdad y diversidad pero al mismo tiempo premiar a una persona como Affleck.

.

You May Like

EDIT POST