July 10, 2018 AT 04:47 PM EDT

Qué difícil debe de ser formar parte de la familia real británica. Hay tantas reglas de etiqueta y códigos de protocolo que cualquiera se equivocaría fácilmente si no los conoce a la perfección.

Justo es lo que ha sucedido recientemente con Meghan Markle, quien a pesar de estar tomando clases para convertirse en una duquesa hecha y derecha, ha vuelto a cometer una falta en las estrictas reglas de la monarquía. ¿Y qué es lo que hizo mal esta vez la esposa del príncipe Harry?

La respuesta es simple y por demás sorprendente: tomó a su marido del brazo y en público. Aunque esto parecería una cosa normal y corriente entre simples mortales, para la realeza esto es considerado como una falta.

El tropiezo sucedió este martes cuando Markle, de 36 años, salía de la Abadía de Westminster en Londres flanqueada por su marido y los duques de Cambridge, el príncipe William y Kate Middleton. En fotos se aprecia que mientras Meghan va pegada a su marido, William camina a cierta distancia de su mujer y sin tocarse.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

 

You May Like

EDIT POST