Celeste Rodas de Juárez
November 14, 2017 AT 02:34 PM EST

Uno podría pensar que con casi 100 millones de seguidores en las redes sociales y siendo uno de los atletas mejor pagados de Estados Unidos, no hay quien le diga “No” a LeBron James. Pero en New York hay un ciudadano que no solo se negó a seguirle un juego a al estrella de los Cleveland Cavaliers, incluso le empujó la mano.

El responsable de este desaire se llama c un comediante y agente de bienes raíces a quien el cuatro veces Jugador Más Valioso de la NBA, trató de filmar con su celular y él, enfadado, le pidió que no lo hiciera, mientras le retiró la mano. Al parecer el guardaespaldas intervino en la situación, pues en la próxima escena el puesto de Angelo aparece vacío.

Jim McIsaac/Getty Images; Facebook/James Michael Angelo

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

El incidente sucedió este fin de semana, cuando el exitoso alero y otros jugadores del equipo de Ohio subieron al metro de New York. James estaba de muy buen ánimo y comenzó a filmar con su celular su viaje  a la vez que, con sus amigos, explica que decidieron regresar al hotel en tren, pues así les tomaría solo 6 minutos mientras que en bus hubiera sido cuarenta y cinco.

Después que el exitoso basquetbolista compartiera en Twitter su travesía por el tren neoyorquino, el gesto de Angelo se hizo viral. Entonces algunos de sus compañeros y hasta periodistas comenzaron a llamarlo para preguntarle por qué no se dejó filmar por James y fue que se dio cuenta que había tenido a su lado a uno de los deportistas mejor pagados del mundo.

Facebook/James Michael Angelo

Sin embargo, Angelo dice que la razón por la que no siguió el juego de este astro deportivo es porque sintió invadido. “Para ser honesto, subieron y me aplastaron por completo y él realmente desconocía su espacio”. También se quejó de que el codo de James casi lo golpeó tres veces y que incluso le tuvo que pedir que mirara hacia donde iban sus codos, a lo que uno de los jugadores de los Cavs respondió: “¡Es genial!”

El despistado pasajero también explicó que, como el deporte que más le gusta es el tenis, él simplemente   no reconoció ni a James ni a ninguno de sus compañeros. Nada, una muestra más de que el alcance de la fama es –definitivamente- relativo.

You May Like

EDIT POST