Carolina Trejos
July 13, 2017 AT 09:08 AM EDT

El actor Carlos Ponce no tiene pelos en la lengua, y mucho menos para hablar del matrimonio.

Tras mantener una larga relación con su exesposa Veronica Rubio, la madre de sus hijos, Ponce tiene mucho que aportar sobre el reto que implica sobrellevar una relación.

Así lo hizo el jueves —donde fue puesto en la silla caliente— como parte un debate en el segmento Matrimonio relámpago: ¿éxito o fracaso? del programa Un nuevo día (Telemundo).

“Yo estuve con la madre de mis hijos por 23 años”, expresó Ponce. “Creo en el matrimonio”.

Luego de su divorcio de Rubio, con quien tuvo a Sebastián, Giancarlo, Siena y Savanna, el puertorriqueño inició una relación con la actriz colombiana Ximena Duque que duró seis años, hasta que le pusieron fin en 2015.

Instagram/Carlos Ponce

Duque, quien recientemente contrajo nupcias con el empresario estadounidense Jay Adkins en una boda de ensueño en Miami, aseguró entonces en exclusiva con People en Español que se separó del actor porque él no estaba dispuesto a casarse.

People En Español

Esto tomó por sorpresa a muchos de los fanáticos de la pareja, pues al verlos felices compartiendo su amor a través de fotografías en redes sociales, muchos pensaron que el próximo paso sería el matrimonio, como lo soñaba Duque, pero parece que Ponce gozaba de la relación con una intención diferente.

Instagram/Ximena Duque

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

¿Por qué? La respuesta la dejó clara en el segmento de Un nuevo día. “En mi opinión, lo que no me gusta es el divorcio”.

Después de dar a conocer su verdad, para concluir la cápsula sobre el “matrimonio express”, el presentador Daniel Sarcos comentó la idea que Ponce dejó al aire: “Señores: ‘creo en el matrimonio, pero no me gusta el divorcio’”.

You May Like