Teresa Aranguez
December 03, 2017 AT 11:33 AM EST

Esta semana el mundo entero despertaba con la noticia de un nuevo compromiso en una casa real europea, esta vez, de Inglaterra. El Príncipe Harry le hizo la pregunta mágica a su novia Meghan Markle y ella le dijo, ‘Sí’. El compromiso ha ocupado todas las portadas y espacios televisivos pero… ¿cómo le habrá sentado el asunto a la ex del hijo pequeño de Diana de Gales, Chelsy Davy?

Tenemos la respuesta. La joven de 32 años y nacida en Zimbabwe fue captada feliz, sonriente y de lo más glamurosa en un evento solidario celebrado en el Hotel Claridge de Londres. Ocurría horas después del compromiso de su ex, con lo cual era evidente que sería el objetivo de todas las cámaras.

¿Triste o decaída? En absoluto. Todo lo contrario, la joven se veía no sólo contenta sino que también fue de lo más agradable con la prensa allí presente. Además, llamó la atención el original vestido que lució que, aunque negro, contaba con unas elegantes y atrevidas transparencias.

Chelsy Davy
(Photo by David M. Benett/Dave Benett/Getty Images for BOVET & Artistss for Peace and Justice )

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

En el evento la joven se encontró con la tía de Harry, Sarah Ferguson, con la que mantiene una relación cordial. Chelsy y Harry fueron pareja durante siete años de forma intermitente. Comenzaron en el año 2004 tras conocerse en Ciudad del Cabo duranto el año sabático del Príncipe entre su paso por la Universidad de Eton y el Ejército. Fue allí en África donde surgió la química con la hija de un millonario operador de safari con la que recorrió el bello continente.

¿Qué pasó entre ellos para que la cosa no cuajara? Según dijo Chelsy en una entrevista a la sección de Estilo de la publicación The Sunday Times en 2016, parece que el exceso de atención mediática impidió que lo suyo con el Príncipe Harry funcionara como debería.

You May Like

EDIT POST