Carolina Amézquita Pino
February 14, 2018 AT 12:00 PM EST

Hace seis años, Ari Telch estuvo internado en una clínica debido a su problema de depresión y bipolaridad. Ahora, el actor revela que ha logrado mantener bajo control ambos padecimientos, si bien confiesa que no es una cuestión sencilla.

“’Ayer no me bañé, tengo flojera, estoy triste, estoy aislado, tengo ganas de llorar. ¡Pérate!’”, relató Telch. “Al día siguiente te paras y te vas a caminar; o en ese momento te vas a caminar al parque; te bañas con agua caliente, empiezas a cantar y dices: ‘No, yo ya no caigo en la depresión’ “.

El primer marido de Ninel Conde explicó que también se debe ser cuidadoso cuando atraviesas por procesos de euforia excesiva, que él califica como manía, debido a que puedes llegar a perder el control de tus actos.

“Y si te estás poniendo en manía, que es lo más difícil porque te la pasas muy sabroso en la manía, le llamas a tu psic [sicólogo] y le dices: ‘¿Sabes qué? Ya estoy hipersexoso; ya estoy queriéndome gastar la lana; ya estoy queriendo fiesta doctor, ¿qué onda? Y te vuelve a cambiar la medicación para evitar que te vayas allá”, agregó.

Getty Images

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

El protagonista de la telenovela Mirada de mujer mencionó que durante sus crisis llegó a ser agresivo, lo cual le dejó una mala reputación a nivel profesional y le ocasionó muchos problemas personales.

“En mi caso, bipolar dos, me doy cuenta de todas las locuras que hice, de todo lo que me gasté. De todo lo mal que me porté; cuando estuve irritable a cuánta gente le menté [insulté]. Y dices: ‘¡Fuaaa! ¿Y ahora qué? ¿Cómo arreglo esto?’. Y la gente no sabe”, advirtió. “Tienes episodios de locura”.

Ari Telch contará sus experiencias con estos padecimientos en el monólogo Soliloquio demente que ya prepara.

You May Like

EDIT POST