October 29, 2017 AT 02:06 PM EDT

Dicen que cuando el río suena, agua lleva. Hace unas semanas saltaba la alarma sobre una posible separación entre Andrea Legarreta  y su esposo Erik Rubín. Ésta no es la primera vez que se habla de una crisis en el famoso matrimonio, ya el año pasado surgían comentarios aunque fueron rápidamente fueron negados por sus protagonistas.

Padres de dos preciosas niñas, Mía y Nina, forman una de las parejas más estables  duraderas de México. Tras el salto a los medios de esta posible desunión, la conductora del programa Hoy ha contestado a los rumores con unas vacaciones en familia a la península de Yucatán y con un mensaje contundente.

“Y sí. A veces la vida aprieta, asusta, sacude, confunde, duele y cuesta trabajo ver algo de luz en medio de la oscuridad. Pero hay veces que la vida acaricia, arropa, te hace llorar de felicidad, de agradecimiento, te abraza, te hace sentir que todo estará bien, que lo que estamos viviendo es lo correcto, que vale la pena tener Fe y ser pacientes”, escribía este fin de semana en su cuenta de Instagram.

Unas palabras que bien interpretadas dejan claro que hay que luchar por lo que uno quiere y que nadie dijo que sería fácil. Además, la presentadora de 46 años publicó una serie de fotos de sus hijas y su marido que dejan claro que su familia es una pieza sólida en su vida.

El integrante de Timbiriche y Andrea se encuentran de viaje quizas para enmendar las heridas, pero también para huir de una semana algo desagradable. Y es que el pasado fin de semana eran víctimas de un fuerte robo en su hogar que la propia presentadora describía así en su programa.

“Se han manejado distintas versiones, algunas no están tan erradas, unas dicen que vaciaron mi casa, no fue así, sí entraron a mi casa, pero no la vaciaron”, explicó. “Ellos entran directo a las recámaras y bueno había unas cajas pues sí, de relojes, pero pue si están ahí les tengo noticias, tampoco se llevaron unos relojes valiosos”, relató con ironía.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Tras este incómodo hecho, la pareja, que lleva 17 años de unión, y sus pequeñas se fueron a disfrutar de las maravillas de Yucatán que han compartido en unas espectaculares fotografías del lugar. Y por si esto fuera poco, los rumores de divorcio quedan aún más que infundados tras una foto en la que Andrea muestra su asistencia al concierto de Timbiriche donde apoyó y cantó los temas de su esposo como toda una quinceañera.

¡Excelentes noticias Andrea!

 

 

You May Like

EDIT POST