YouTube/ The Children's Hospital of Philadelphia
Alexander Mabry-Paraiso
July 28, 2015 AT 08:29 PM EDT

Un niño estadounidense se convierte en el primer pequeño en recibir un doble trasplante de manos en el mundo.

Zion Harvey, de 8 años de edad, perdió las dos manos y los dos pies debido a una infección que ponía en peligro su vida y que obligó a los doctores a amputarle las extremidades cuando tan solo contaba 2 años. 

“Cuando tenía 2 años me tuvieron que cortar las manos porque estaba enfermo”, cuenta Harvey en el video que ha compartido el hospital infantil de Filadelfia en YouTube documentando este caso único hasta la fecha.

Más adelante, cuando contaba 4 necesitó un trasplante de riñón, que le donó su madre Pattie.

A pesar de todo, Harvey ha crecido siendo un niño feliz y adaptado a su minusvalía, que no le ha impedido comer por si solo, escribir, e incluso jugar videojuegos.

Con el tiempo recibió dos prótesis de pies para poder caminar. 

Aun así, Harvey estaba muy emocionado cuando supo que iba a recibir un doble trasplante de manos.

“Cuando reciba estas manos, estaré orgulloso de las manos que me den. Y si sale mal no me importa porque tengo a mi familia”, dice Harvey mientras abraza a su madre Pattie, durante una consulta en el hospital antes de la cirugía.

“Hasta donde sabemos, nunca se ha intentado en un niño”, afirma uno de los especialistas médicos. “Lo que es único en Zion es que ya ha recibido un trasplante de riñón y toma una medicación para evitar el rechazo del órgano, así que nos podemos aprovechar de esa medicación”, añade, aunque también resalta los riesgos que conlleva tomar este paso.

“Nuestra preocupación sobre este tipo de trasplantes en cualquier persona es que una vez que lo haces debes tomar esa medicación de por vida para que no haya rechazo. Y esas medicaciones aumentan el riesgo de infecciones y de padecer algún tipo de cáncer más adelante en la vida. Por lo que para un niño es una decisión muy importante”. 

El doctor L. Scott Levin, director del programa de trasplante de mano del hospital infantil de Filadelfia recuerda cuando conoció a Harvey: “Cuando conocí a Zion por primera vez le pregunté: ‘¿Por qué quieres tener manos?’ y él, que es un niño muy inteligente, me dijo: ‘porque quiero colgarme de las anillas’”. 

“Nuestra esperanza es que con el tiempo él pueda hacerlo”, asegura Scott. 

Para su madre esto es un obstáculo más para Zion. “Ha superado tantas barreras… No sé cuántos adultos podrían soportar el día a día de la mitad de su vida”.

Un total de 12 cirujanos, ocho enfermeras y tres anestesistas divididos en cuatro equipos participaron en la importante cirugía que arrancó a las 5:20 p.m. y se prolongó hasta pasadas las 4:00 a.m. del día siguiente.

Mira el video completo con la historia de Zion Harvey, cómo transcurrió su operación y hasta su recuperación, dos semanas después, con sus manos implantadas.

You May Like

EDIT POST