Mike Ruiz
February 07, 2006 AT 07:00 AM EST

La maestra de secundaria preguntó a sus alumnos: “¿Qué quieres ser cuando seas grande?”. El chico recién llegado de Venezuela levantó una mano y se apresuró a contestar: “Yo quiero ser una estrella”, dijo. La profesora se echó a reír, ignorando la respuesta. Jamás imaginó que años más tarde, ese chico de nombre Wilmer Valderrama, convertiría su sueño en realidad. “La historia de Wilmer es maravillosa”, opina Rod Aissa, vicepresidente de talento y desarrollo de series para la cadena MTV. “Creo que va a conquistar el mundo cinematográfico”.

En eso tiene la mirada puesta el apuesto actor de 26 años. Como Fez, el personaje extranjero en la serie That ’70s Show (FOX), el joven se ha ganado la aceptación del público de todas las edades durante ocho años. Pero ahora, está listo para conquistar a los amantes del séptimo arte. “El que quiere, llega al éxito”, dice Valderrama. “El que se sienta a esperar a que todo le caiga sobre las piernas, Hollywood no va a hacer nada con ellos”.

Y Valderrama no se duerme en sus laureles. Si bien el año pasado mantuvo una ocupada agenda de trabajo –entre las grabaciones de su show, pequeñas apariciones en diversas cintas y el diseño de su propia línea de ropa, Calavena, que saldrá al mercado este año– el 2006 lo espera con gigantescos proyectos.

Próximamente, el actor protagonizará El muerto y la adaptación a la pantalla grande de la serie CHiPs-que hiciera famoso a Erik Estrada en los años setenta- y participará en The Darwin Awards. Además, es el creador, productor ejecutivo y presentador del programa Yo Mamma (MTV) y la voz protagónica de la serie de animación Handy Manny de Disney Channel. “Trabaja muy duro”, asegura su madre, Sobeida Valderrama, nacida en Colombia. “Le echa muchas ganas. Cree en él mismo y en lo que está haciendo”.

Hoy día, Valderrama es uno de los actores latinos jóvenes más influyentes y sobresalientes de la meca del cine. “Hay que saber que esto no le pasa a todo el mundo”, dice el hijo mayor de la familia Valderrama. “Cualquier oportunidad que tengo, nunca la desperdicio”.

Ésa ha sido la clave del éxito de este joven, que empezó su carrera a los 17 años filmando un comercial para una guía telefónica y que desde entonces no ha parado de sonreír ante las cámaras. Se pasea impecable por las alfombras rojas y se codea con figuras legendarias del mundo del espectáculo; pero sus sueños van más allá de ser portada de revistas. “Quiero ser un hombre que pueda ser recordado como una de las imágenes que pudo cambiar el estereotipo de los latinos [en Hollywood]”, señala. “Me encantaría que Hollywood realmente captara lo que es este país formado por inmigrantes”.

Y cómo sería ese mundo perfecto para Valderrama: “Sería un lugar donde solamente hay buenas películas, trabajo para todos, donde la competencia no es tan cruel y las audiciones no son tan difíciles. Donde las películas son tan reales que parecen documentales”.

Valderrama ya está trabajando en ello con su compañía productora, WV Productions. “He logrado un pequeño sueño: tener mi pie mojado en el lago que llaman Hollywood”, dice. “Quiero que sepan que apenas estoy empezando”.

You May Like