Azul PR
Huáscar Robles
December 19, 2011 AT 04:16 PM EST

No pensó que la fama iba a costar tanto, pero desde que lanzó su primer disco Tributo a los grandes en el 2005, Wences Romo se percató que ser artista no era nada fácil. Es una vida que lleva gracias a una pasión por la melodía norteña y por la ayuda de un Dios a quien agradece de forma constante. También cuenta con la leyenda Carmen Salinas que, aunque no es una deidad, sí ha sido como una madrina y hasta aparece en el vídeo del sencillo “¡Qué cosas!”, que ha comenzado a circular por los medios de televisión e Internet.

Cuéntame un poco de tu nuevo vídeo.

Acabamos de grabar un vídeo nuevo, se llama la canción “¡Qué cosas!” y es una canción de mi autoría y pues –¡Bendito sea Dios! – en semana y media ya está en el Hot Song en México, en el chart general como en el regional. Estoy contento. En el vídeo sale Carmen Salinas, quien participa como mi mamá. Lo grabamos en Monterrey, Nuevo León y la canción habla de cuando uno extraña a una persona, el amor y eso. Y Carmen sale como mi mamá, extrañándome porque estoy de gira y está muy bonito el vídeo.

 ¿Carmen es tu madrina, no?

 Ella me dio la patada inicial en mi carrera el 2006. Ella fue a la presentación de mi disco y desde entonces ha sido madrina de verdad, pendiente, viendo que hacer demás en pro a mi carrera. Pues contento que una persona de su categoría y una actriz como ella se dé el tiempo de ayudar a un artista nuevo. Yo no sabía, pero ahora entiendo que ser artista no es tan fácil como parece. Siempre estás trabajando y no tienes tiempo para ti. Mi vida privada se disolvió, ahora todo el tiempo es trabajando, pero yo lo hago porque me da mucho gusto.

Dime, ¿qué consejos te da Carmen?
 

Pues que tenga paciencia, que las personas que han llegado lejos, lo han hecho porque están trabajando muy duro y por eso me la paso trabajando y tomando los consejos. Me dice que siempre tengo que estar sonriendo y lo hago; para mí ya es normal, no me siento serio.

¿Y cómo te va en el aspecto personal?

Bien – ¡Bendito sea Dios! – ha sido un año difícil para mi familia y para México. Perdimos a un ser querido, un padre para mí, y eso fue lo que me dio más pilas y me di cuenta que la vida es bien delicada, y que tengo que estar pendiente de mi trabajo y de todo el ambiente y pues eso hacemos. Así como ha sido un año duro personalmente también ha sido prodigioso para mi carrera.

Leí en tu biografía que tu primer disco fue algo que grabaste entre amigos.

Sí, mi primer disco fue algo así, o sea de experimento, de que, “vamos a jugar”. Lo empecé a mover por mis amigos y mis amigos me animaron y me echaron ganas y así fue como empezamos.

Entiendo que hace poco se celebraron los primeros Premios Billboard de la Música Regional Mexicana. ¿Cómo ayuda esto a que la música norteña llegue al mercado hispano en Estados Unidos?

Pues creo que ayuda que estamos trabajando para que la música tenga un sonido internacional. Trabajamos para que la música sea así, de hecho tengo fans en Colombia, en Venezuela y en mucho lados gracias a Dios y eso ayuda muchísimo.

¿Qué te gustaría que ocurriera en tu ciudad de Monterrey que está pasando por un momento difícil? 

Es cuestión de educación; hay que educar a los hijos y a la familia. Cuando uno hace eso, la situación cambia. Para mí, nuestro México va a mejorar cuando le enseñemos a nuestros hijos el camino correcto.

 

 

You May Like

EDIT POST