Arys L. Rodríguez Andino para People en Español

Olga Tañón está en Cuba para celebrar dos conciertos, pero la artista puertorriqueña aprovechó a visita para ir junto a su hija Gabriela a una escuela de niños y niñas con necesidades especiales, en Santiago.

“No estoy aquí precisamente como la artista que muchos de ustedes conocen, sino que mi esposo y yo estamos aquí también por el compromiso de ser papás, el privilegio de ser los padres de una niña con una condición especial”, dijo en presencia de decenas de niños y trabajadores de la escuela Frank País.

Para homenajearla, los estudiantes de la institución prepararon un programa artístico que incluyó canciones y bailes y que tuvo su punto climático cuando la intérprete se unió a una estudiante que cantaba Cuando tú no estás.

“Una vez alguien me dijo, ‘tu hija se tiene que acoplar a esta sociedad porque habemos demasiada gente normal en este mundo’. Nosotros que tenemos el privilegio de gozar de toda la salud del mundo somos los responsables de tratar de aportar un grano de arena a todos los que lo necesiten”, añadió Tañón.

La intérprete de Basta ya aseguró que esa no sería la única visita que haría a la escuela y se comprometió a conseguir los materiales que se necesiten para que los estudiantes puedan recibir la educación especializada que requieren.

“Nosotros vamos a estar pendientes y vamos a estar aquí buscando cada cosa que aquí haga falta para la superación integral”, afirmó con el aplauso complacido de quienes la escucharon. Ese “compromiso de amor”, dijo, es el mismo que tienen con su hija ella y su esposo Billy Denizard.

A los fanáticos que esperaban poder tomarse una foto con ella, la cantante les dijo que visitaran el Centro porque ahí “siempre se necesitaban manos “. “Un niño con condición especial necesita el mayor respeto de toda la comunidad, así que yo espero que todos los que están afuera no sea solo para fotos”, dijo.

Aunque parece que no tenía previsto hablar, la Mujer de Fuego le pidió a su esposo que también hablara porque el compromiso es de ambos y, sobre el tema de los niños con necesidades especiales, sus pensamientos coinciden.

“El trabajo de los niños especiales es un trabajo que no tiene horas, requiere mucha devoción, requiere amor y, aunque se pueda generar un ingreso, no se compara en nada lo que requiere este trabajo, paciencia y la vocación para poder hacerlo”, expresó Denizard, quien señaló que uno de los propósitos de visitar la escuela era que Gabriela pudiese ver a otros niños que, como ella, tienen necesidades especiales.

REGISTRATE AQUI PARA RECIBIR NUESTRO BOLETIN

Los estudiantes despidieron a Tañón, quien presenta mañana el primero de dos conciertos en la isla, al ritmo de la canción Santiaguera.

You May Like

EDIT POST