Agencia México
jpagan
January 10, 2012 AT 03:56 PM EST

El Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CONACULTA) ofreció un homenaje póstumo al actor Pedro Armendáriz Jr., en el lobby del Palacio de Bellas Artes, la tarde de este lunes.

La primera en tomar la palabra, informa el diario mexicano El Universal,  fue la titular de dicha dependencia, Consuelo Sáizar, quien pidió un aplauso prolongado para el fallecido actor antes de iniciar su discurso. Sáizar definió al histrión como un hombre cuya figura representaba la esencia del mexicano; también habló sobre la niñez del actor cuando recorría los foros con su padre hasta que el cineasta Arturo Ripstein lo invitó a participar en una película.

Sáizar dijo que Pedro es un ícono imprescindible en el cine mexicano contemporáneo, pero sobre todo un gran impulsor de jóvenes talentos y un incansable sindicalista que buscaba mejorar la situación laboral de sus compañeros, además de la continuidad del cine mexicano.

Acto seguido, tomaron la palabra amigos entrañables, como el director Luis Estrada [con quien trabajó en La ley de Herodes y Un mundo maravilloso], quien declaró que Armendáriz fue y seguirá siendo parte fundamental en su vida. “Pedro fue siempre un hombre de cine”, expresó el director y mencionó que gracias a él se tendió un puente entre la generación de sus padres y la de ellos.

También dijo que el fallecido actor no fue un santo, sino un cabrón cuya necedad lo caracterizaba.

Finalmente su hijo, Pedro Armendáriz, agradeció a los asistentes, entre ellos los actores Ana Martin, Ofelia Medina (quien fuera su esposa), Damián Alcázar, Silvia Pinal, María Rojo y el cineasta Carlos Carrera. “Mi padre era antes que nada un gran amigo, le gustaba dar consejos aquí y allá”, recordó.

You May Like

EDIT POST