Agencia México / Getty Images
Charlotte Trigs
June 30, 2009 AT 07:00 PM EDT

Incluso después de lograr más de una docena de mega éxitos musicales, Michael Jackson nunca superó las inseguridades que desarrolló durante su infancia cuando su papá se burlaba de él constantemente. Jackson aseguraba que éste le decía todo el tiempo cosas como “¡Dios, tu nariz es enorme!”. A lo que, el cantante explicó en un documental en el 2003 que al escuchar esto “me quería morir… y encima de eso tener que subir a un escenario frente a miles de personas, es realmente duro. Hubiera sido más feliz usando una máscara”.

Y de alguna manera lo terminó haciendo. En los ochenta, Jackson se sometió a una rinoplastia que sería el inicio de una transformación radical de su rostro. En vida sólo aceptó haberse sometido a dos cirugías de nariz y de haber padecido vitiligo (una enfermedad de la piel en la que las células que producen pigmentación son destruidas). Pero los expertos en cirugía plástica tienen otra opinión: el vitiligo por sí solo no hubiera dejado el color de su piel como él lo tenía y, basándose en fotos de su vida, cirugías de párpados, implantes de mejillas, trabajo de mentón y blanqueo de la piel, son sólo algunos de los arreglitos a los que probablemente Jackson se sometió.

El doctor Wallace Goodstein, quien trabajó con el cirujano de cabecera de Jackson en los noventa asegura que “no hay duda que Michael se realizó muchísimas cirugías inapropiadas, y le fueron contraproducentes”.

var brightcovevideoid = ‘28120405001’;var brightcovewidth = ‘364’;var brightcoveheight = ‘276’;[an error occurred while processing this directive]

You May Like

EDIT POST