SONY/SCREEN GEMS
Alex Florez / ShowBizCafe
January 24, 2008 AT 04:00 PM EST

Visita ShowBizCafe para satisfacer tu dosis de cine

Elenco: Diane Lane, Billy Burke, Colin Hanks

Director: Gregory Hoblit

Libreto: Robert Fyvolent, Mark Brinker

Clasificada: R, por algunas escenas de violencia, tortura y lenguaje fuerte

Calificación: D

En este país hay un público para todo. O por lo menos, casi todo. Desde la década de los sesenta existe un género controvertido de filmes llamado las películas mondo, que generalmente son documentales que conducen a los espectadores a través de escenas sensacionalistas. La serie Faces of Death (originada en 1978) es quizá el mejor ejemplo, pues sus imágenes explícitas de diversas formas de morir, los dejarán con más de una pesadilla. A pesar de que las cintas las han censurado en muchos países, sus seguidores procuran verlas; y gracias a la era de la información y al internet, se les ha hecho fácil.

Untraceable es sin duda un filme que trae a colación la obsesión de algunos con estas imágenes impactantes. En esta cinta, Jennifer Marsh, caracterizada por la siempre fidedigna Diane Lane (Unfaithful) es una detective de la FBI que se especializa en crímenes cibernéticos y que se preocupa mucho por una página web llamada Killwithme.com, donde cuelgan vídeos en vivo de varios asesinatos. Complicando las cosas, entre más visitas registra la página, más rápido les llega la muerte a las víctimas; trágicamente, la página se convierte en un fenómeno. El título de esta película se refiere al hecho de que el administrador del sitio web es ilocalizable debido a su genio tecnológico.

Como director, Gregory Hoblit (Fracture, Primal Fear) logra transmitir su mensaje y a la vez hacer ciertas preguntas sobre nuestras tendencias sociológicas; aunque podrían tener sus repercusiones negativas, debido a que el público podría sentirse amonestado por su bajo nivel moral. Lo que sí encuentro irónico es que los cineastas aquí critican nuestro paladar para el terror, mientras mantienen la esperanza de que llenemos los asientos en su estreno este fin de semana.

El director se distrae de la meta de hacer una buena película de suspenso, ya que los momentos de tensión son esporádicos. La estructura de la historia es típica de este género y aunque no es totalmente predecible, esta cinta comete para mí el grave error de utilizar uno de los personajes, en este caso el de Marsh, para verbalmente aclarar todo lo ocurrido al final de la película. Yo, al menos, prefiero que me lo muestren y no me lo cuenten. Pues, para eso vamos al cine, ¿no?

You May Like

EDIT POST