Cortesía: Amy Palmer/ Facebook
Carolina Trejos
July 07, 2016 AT 06:10 PM EDT

Después de trabajar una larga jornada de trabajo, un padre de Pennsylvania demostró que no estaba demasiado cansado para su deber más importante – el cuidado de su hijo enfermo.

“Él trabaja a partir de las 11 p.m. hasta las 7 a.m., yo esperaba que se fuera directamente a la casa”, Amy Palmer, la conmovida madre contó a People. “Estaba agotado, pero es un buen padre, por lo que se vino derecho a ver a su hijo”. 

Amy estaba dormida en la única silla en el pequeño cuarto de hospital junto a su bebito AJ, de 20 meses de edad, que fue admitido en el hospital después de un ataque de asma, cuando su esposo Andre entró. 

“El no quería despertarme”, dijo Amy, de 33 años. “A eso de las 8 de la mañana, lo vi debajo de la cuna y solo pensé en tomar una foto”.

https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%

“>www.facebook.com/plugins/post.php?href=https%3A%2F%2Fwww.f…

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Palmer además comentó que su hijo está mucho mejor y se recupera en casa. 

You May Like