Music Box Films
Ana Paula Ayanegui / NYC
October 28, 2010 AT 05:00 PM EDT

Elenco: Noomi Rapace, Michael Nyqvist, Lena Endre, Annika Hallin y Anders Ahlbom
Director: Daniel Alfredson
Guionista: Ulf Ryberg
Clasificación: R
Calificación: A

Finalmente llega a la gran pantalla la tercera y última parte de la trilogía de novelas escritas por Stieg Larsson. Tras los eventos sucedidos en The Girl with the Dragon Tatto y The Girl Who Played with Fire dejamos al personaje central de la historia, Lisbeth Salander (Noomi Rapace) al borde de la muerte por una herida de bala en la cabeza y acusada de homicidio.

En The Girl Who Kicked the Hornet’s Nest encontramos a la renegada y valiente Lisbeth luchando por su vida en un hospital en el que está completamente aislada. Por otro lado, su amigo Mikael Blomkvist (Michael Nyqvist) está seguro de la inocencia de Salander y está decidido a sacudir el sistema político y judicial de Suecia para demostrarlo, y si fuera necesario arriesgar su vida por ella.

Gracias a que la historia de las novelas de Larsson está tan bien escrita esta tercera película te tiene al borde del asiento desde la primera escena. Así comienza un viaje en el que la audiencia no tiene un segundo de descanso. En la trama suceden tantas cosas al mismo tiempo que parecía una misión imposible el adaptar el tercer libro a la gran pantalla, pero todos los aspectos relevantes de la historia están ahí y orquestados de manera espectacular por el guionista Ulf Ryberg y el director Daniel Alfredson

Para los entusiastas que han leído las novelas y han visto las dos primeras películas, no hay que decir mucho pues seguramente volverán al cine para ver el filme final de la trilogía. Pero para aquellos que no están en ninguno de los casos mencionados hay que decir que si te gustan las historias policiacas, he aquí una película que sería un pecado perderse. La actuación de Noomi Rapace es sencillamente espectacular y Michael Nyqvist no se queda atrás como Blomkvist, además de que la historia mantiene el interés de los espectadores a cada segundo. No hay manera de no querer saber qué va a pasar, el filme es un platillo irresistible. En suma la trilogía de filmes suecos no le pide nada a los generados por Hollywood y además nos da la oportunidad de conocer otro tipo de tramas y actores.

A pesar de que pronto podremos ver la versión Hollywoodense de esta trilogía a manos del gran David Fincher, esa no es una buena razón para perderse la versión original, que hay que decir parece muy complicado que sea superada por la trilogía estadounidense.

You May Like

EDIT POST