Getty Images
People Staff
November 08, 2010 AT 04:05 PM EST

Como si haber perdido a su bebé cuando pasaba por el sexto mes de embarazo no fuera suficiente, la salud de la cantante Lily Allen está bastante deteriorada pues los doctores que la atienden encontraron un serio cuadro de septicemia que la llevó de regreso al hospital.

La británica, de 25 años, quien la semana pasada sufrió un aborto, tuvo que ser internada de nuevo en un hospital de Londres, luego de que su condición empeorara, pero al parecer está respondiendo bien al tratamiento de su infección, que de no descubrirse a tiempo le hubiera podido causar la muerte.

“Lily Allen ha vuelto al hospital, donde está siendo tratada por un cuadro de septicemia. Está respondiendo bien al tratamiento y su condición sigue mejorando”, declaró el representante de la artista a través de un comunicado.

La intérprete de “Smile”, quien había perdido a su primer bebé hace dos años, le agradeció a sus seguidores las muestras de cariño que le han enviado y aseguró que eso le ha dado mucha fortaleza para salir adelante en este difícil momento.

“Sigo muy enferma y destrozada, pero los mensajes me están ayudando a ser más fuerte”, escribió en Twitter. “Muchas gracias a todos por los dulces mensajes”. ¡Accésanos desde tu iPhone, BlackBerry o Droid en nuestro sitio móvil especialmente diseñado para tu celular!

You May Like

EDIT POST