Valeria Ascencio
People Staff
October 31, 2006 AT 12:00 PM EST

Las vacaciones de verano habían terminado y la familia se disponía regresar a casa desde Corpus Christi, TX, cuando Cruz Martínez empezó a sentirse mal. Detuvo el coche en plena carretera y le comentó a su esposa sobre sus náuseas y mareos. Alicia Villarreal, de 35 años, tuvo un presentimiento y al llegar a su casa en Monterrey, Nuevo León, México, se realizó una prueba casera de embarazo. Un poco nervioso y aún con los síntomas, el tecladista de Kumbia Kings esperó paciente afuera del cuarto de baño. Después de unos minutos, su mujer abrió la puerta y con prueba en mano le dijo: “Es positivo”. Martínez, entonces, se desplomó en el piso.

Así fue como la pareja, que lleva tres años de casados, se enteró que una nueva vida crecía dentro de Villarreal a tan sólo cuatro meses de haber dado a luz a Angelo Cruz en un hospital de Beverly Hills. “Esto del bebé no fue planeado”, confiesa Martínez, de 35 años. “Pero Dios nos manda esa bendición y nosotros con mucho amor lo vamos a recibir”.

El nuevo bebé viene a dar un rayo de luz y esperanza a la pareja que en los últimos meses se ha visto involucrada en una ráfaga de dimes y diretes con quien fuera el mejor amigo y compañero de trabajo de Martínez, A.B. Quintanilla, de 42 años. Éste declaró públicamente que el esposo de Villarreal no sólo le robó el nombre de su grupo musical, Kumbia Kings, sino que también le debe varios miles de dólares. “[Quiere] destruir al grupo”, opina Martínez sobre la difícil situación con Quintanilla, hermano de la fallecida cantante Selena.

No obstante, Kumbia Kings continúa presentándose exitosamente por la República Mexicana obteniendo reconocimientos en varios estados del país. Actualmente se encuentra trabajando en una producción discográfica que verá la luz a principios del próximo año. A su vez, Quintanilla está de gira con una nueva banda, Kumbia All-Starz. El grupo ha empezado con el pie derecho y a tan sólo dos meses de su lanzamiento, ya obtuvo disco de oro en México y un reconocimiento de platino en Estados Unidos por su producción Ayer fue Kumbia Kings, hoy es Kumbia All-Starz. En el escenario todo parece estar en perfectas condiciones, pero los problemas legales continúan.

Aunque Martínez no ha recibido una demanda oficial por parte de Quintanilla, él y su esposa han levantado un acta legal en contra de Quintanilla. Fuentes cercanas a la pareja aseguran que la acción interpuesta es por amenazas y difamación. Sin embargo, ninguno de los involucrados puede tocar el tema ya que, hasta el cierre de esta edición, Quintanilla no se había presentado ante la Agencia del Ministerio Público Número 3 en Delitos en General, en Monterrey, pues, según Jorge Garcilazo González, abogado de Martínez y Villarreal, el ex líder de Kumbia Kings dio poca credibilidad al asunto. Pero, cuenta Garcilazo, que “el ministerio público ya le hizo ver que no es ningún juego, que se trataba de una situación de índole formal y que en cualquier instante, en caso de incumplimiento por parte de A.B. [Quintanilla] o de sus abogados, se podría liberar una orden de arresto”.

Mientras esperan el desenlace de esta trama de la vida real, Martínez y Villarreal se enfocan en alimentar su relación y llenar de amor a su familia. “Yo abrazo mucho a Alicia, que el bebé sienta ese cariño aunque esté adentro”, cuenta Martínez. “Platico con el bebé. Le digo que ya lo quiero ver, le doy besos, le pongo un poquito de música. Le digo que siga creciendo fuerte y que ya estamos acá afuera esperándolo con mucho amor”.

Lea esta historia completa en la nueva edición de PEOPLE EN ESPAÑOL.

You May Like

EDIT POST