Tim Pollard/Taurean Entertainment
Vicglamar Torres/NYC
September 15, 2010 AT 04:10 PM EDT

A Timoteo desde niño le gustó la música. Era uno de esos chicos que pueden pasar horas escuchando sus canciones favoritas. Siempre sintió curiosidad por las melodías, pero jamás se imaginó que haría de la música su motor de vida. “Hace algunos años estaba en una fiesta en la casa de unos amigos y de repente oigo la voz poderosa de don Chente [Fernández] cantando ‘Nuestro juramento’ y ‘Lástima que seas ajena’. Me quedé paralizado. Todavía lo recuerdo y se me enchina la piel. Sentí que tenía que cantar esa música”.

El enamoramiento entre Timoteo y la música ranchera no fue pasajero, aunque sí amor a primera vista. Pero para él resultaba un poco más cuesta arriba interpretarla: “soy un afroamericano nacido en Texas. Aunque vivo en California desde que tenía 9 años. Así que crecí escuchando música mexicana. Pero era muy difícil presentarme y que la gente confiara en mi propuesta musical seriamente”, comentó el cantante de 43 años a PeopleEnEspanol.com. “Me veían raro”. Así que el propio intérprete decidió romper con los estereotipos que lo encasillaban y decidió llamarse “El charro negro”, tal y como se le conoce profesionalmente.

Los obstáculos que tuvo que superar el cantante empezaban por aprender mejor el idioma en el que quería cantar. “No sólo no cantaba en español, sino que no conocía el idioma en profundidad. Yo cantaba en inglés: rock, blues, jazz, pero jamás una canción en español. Como artista debes sentir en tus huesos lo que estás cantando. No puedes decirlo y ya, porque entonces no tiene emoción y la gente que te escucha puede pensar ‘tiene buena voz’ pero no eres capaz de transmitir sentimientos y, para mí lo principal es sentir”, comenta el cantante, quien asegura que puede describir cada segundo de aquella tarde angelina cuando “se me paralizó todo. Creo que hasta dejé de respirar. Eso es emoción y, esa emoción la puedes sentir con la música ranchera”.

Sin miedo y con mucho esfuerzo, los sueños de Timoteo se han ido cumpliendo. Acaba de lanzar al mercado Timoteo. Me regalo contigo, su primera producción discográfica que contiene algunos temas “eternos, canciones que nos han hecho llorar alguna vez” y también siete canciones inéditas compuestas por compositores mexicanos como Salvador Becerril, Germán Lugo y Fernando Ojeda. “Todos los temas del disco son muy emotivos, llenos de sentimiento”, dice el artista, quien asegura que: “no importa que el mercado de la música no esté en su mejor momento. Creo que cuando se trata de un sueño no hay que pensar en la economía, sino en lo que te dicta tu corazón. Además este es un buen producto ¿a qué tendría que temer?”, dice emocionado el intérprete quien además dedica todo este esfuerzo a la memoria de su madre “porque ella siempre creyó en mí”.

Para conocer más la historia de este texano enamorado de la música ranchera visita su portal www.timoteoelcharronegro.com y para escuchar su sencillo promocional “Celos” haz clic aquí.

You May Like

EDIT POST