CORTESÍA EMI TELEVISA MUSIC
Yoselín Acevedo / NYC
July 01, 2008 AT 03:00 PM EDT

En medio de la promoción de su más reciente álbum, Lunada, Thalía se tomó unos días de vacaciones en Aspen, CO, uno de sus lugares favoritos, el cual visita con su familia desde que tenía 6 años de edad. Hoy en día, la cantante mexicana escoge perderse en la paz que brinda este lugar, pero lo hace con una nueva familia, formada por su hija, Sabrina Sakaë, y su esposo, Tommy Mottola.

Fue desde dicha ciudad que la también actriz de 35 años habló en exclusiva con People En Espanol.com. Y si bien estaba ansiosa por hablar de su nuevo disco, no titubeó para hablar de lo que más la llena como mujer en este momento: su hijita.

Cuéntanos un poquito sobre tu nuevo disco…
Es un disco totalmente playero, de verano, de fiesta, que incluye las canciones que fueron parte de mi vida en los mejores veranos de mi vida, desde mi adolescencia, como “Insensible” de Juan Gabriel… Por otro lado, hay canciones nuevas que son fuertes y uplifting, como “Ten paciencia”, o la canción que le escribí a mi hija, “Bendita”. Uno de mis mayores objetivos en la vida no es cantar ni actuar, ni ser empresaria, aunque eso es importante, pero uno de mis mayores objetivos es divertir a la gente, que la gente sienta una vibra positiva, inyectar felicidad y eso es lo que quise hacer con Lunada.

¡Haz clic para escuchar “Ten paciencia”!

Cuéntanos, ¿cómo está la beba?
Mi bebé está bellísima, está fortísima, gracias a Dios. Va a cumplir 9 meses este 7 [de julio], y ya pesa 21 libras. Es una niña muy feliz, muy lista, muy cantadora, muy parlanchina.

¿Ha dicho algunas palabritas ya?
La primera palabrita que dijo fue “Abba”, y Abba en La Biblia es uno de los nombre de Dios. Abba es Padre. Entonces, básicamente su primera palabra fue Dios y eso para mí fue lo más grande.

¿Y ha empezado a dar pasitos?
Ella ya está empezando a gatear, pero ya está parada en sus piernas. En cualquier momento empieza a caminar. Está divina, está maravillosa, es todo.

¿A quién se parece?
Se parece mucho a mí cuando yo era bebita, está como idéntica. Pero de pronto hace unos movimientos en los ojos que es como su papá.

¿Cómo es Tommy como padre?
Es excelente, está 100 por ciento enrolado en ser padre, en ser esposo. Es el típico padre que llega y que la carga y que le hace caballito. Y se la lleva y le explica las plantas y las flores. La pone a jugar con sus juguetes.

¿Cuándo te vas de gira?
Ahorita estoy enfocada en promocionar lo que es Lunada. Creo que la gira empezará por el próximo año.

Y cuando empieces tu gira, ¿te llevarás a Sabrina?
No, no, no, en lo absoluto. Ella tiene su rutina. Un bebé necesita sentirse seguro, sentir sus espacios, su seguridad. No creo que sea lógico que yo me la traiga de aquí para allá y de allá para acá. Uno vive como gitano en esta vida del medio del espectáculo, pero en lo absoluto yo voy a poner a mi hija en esas circunstancias. Yo me iré por dos o tres días y regresaré a casa. [Ella se queda] con su papá y su abuela.

¿Cuándo regresas a la actuación?
Realmente, en estos momentos no me siento que podría tener un compromiso serio con hacer una telenovela. Es mucho tiempo el que pasas en un estudio de grabación. Ahorita tengo prioridades. Tengo una libertad sabrosa y deliciosa que me estoy gozando como cantante, como empresaria, creativa con todo lo que estoy haciendo editorialmente, y no sería yo productiva en este momento en un estudio de telenovela. Pero no digo que nunca, de repente si hay un papel que me mueva el corazón como en el caso de Marimar, o como lo hizo María, la del barrio, sí lo haría.

Dinos qué hiciste para recobrar tu figurita tras tu embarazo…
Te voy a ser sincera, despuecito de la cuarentena inmediatamente corté el azúcar de mi dieta, corté todo lo que es harina blanca, arroces, papas y me enfoqué en los vegetales, proteínas, como pavo, pollo, pescado, arroz integral, pasta integral, algunas frutas que no tienen tanta azúcar, como la pera y la manzana. Y galones de agua.

¿Cuántas libras perdiste después del embarazo?
Nunca me obsesioné con la báscula, ni durante el embarazo ni después del embarazo. Abracé el embarazo, el cambio de mi cuerpo, mi vientre creciendo, mi pecho creciendo. Me encantó cómo me veía voluptuosa, y cuando tuve la bebé, me preparé para desintoxicar mi cuerpo, para comer puras cosas orgánicas, tomar mucha agua, muchas vitaminas, suplementos, etc.

Ahora que tu madre y tú han tratado de hacer un acercamiento a tu hermana, Laura Zapata, ¿cómo te sientes al saber que ella no quiera reconciliarse con ustedes?
Te voy a decir una cosa, yo me siento muy feliz de que mi familia, o sea, mi familia cercana, compartimos todas nuestras felicidades. O sea, ver a Camila [Sodi] ya a punto de tener a su bebé, ver a su madre realizada, ver a mi mamá contenta, ver a mis otras hermanas realizándose. En mi vida sólo hay cabida para cosas buenas, para energías positivas, para un nivel de vibración elevado, donde no haya problemas ni cosas turbias. Entonces, así como yo llevo mi vida, quien se quiera poner en la vibración que yo llevo, pues bienvenido, quien no, pues que vibre en su vibración.

You May Like

EDIT POST