People Staff
February 09, 2009 AT 12:00 PM EST

Faltan unas semanas para que termine Querida enemiga y el publico está en ascuas, preguntándose con quien se quedara Lorena (Ana Layevska) ¿Con Alonso (Gabriel Soto) o Ernesto (Jorge Aravena)? En las telenovelas siempre los protagonistas tienen que decidirse entre el verdadero amor y el espejismo que le ofrece el antagónico/a que usualmente es villano/a. ¿Pero qué sucede cuando no se sabe cual es el verdadero amor? ¿O cuándo tanto héroe como antagónico son igualmente digno? Esa es la disyuntiva de Lorena.No a la poliandriaDe vez en cuando los guionistas gustan poner a público en una situación análoga a la de la heroína. ¿Cómo escoger entre dos excelentes partidos? La respuesta la daban Helena Rojo y Ana Bertha Espín, en Amor Real. La solución para el brete romántico de Matilde (Adela Noriega), según su madre y su tía era ¡quedarse con los dos! Mas o menos lo que han dicho Zulema (Socorro Bonilla) y Hortensia (María Rubio), madre y abuela de la confundida Lorena.El problema es que la poliandria no existe en el Occidente, por lo que Lorena debe decidirse y elegir al candidato más meritorio. Pero entre el medico Alonso y el chef Ernesto es difícil tomar una decisión justa. Son igualmente, buenos, igualmente guapos, e igualmente celosos. O sea comparten virtudes y defectos.Parecido fue el dilema de la Gaviota (Angélica Rivera) que entre su gruñón gran amor, el semi impotente Rodrigo Montalvo (Eduardo Yáñez) y el gruñó y despistado Alonso Santoveña (René Strickler), no sabia a que lado arrimarse y el publico la comprendía. En cambio, la audiencia no se dividió con La Fea mas Bella (Angélica Vale) ni favoreció al moralista y soso Aldo (Juan Soler). Muy ángel seria, pero los espectadores siguieron fieles al Licenciado Mendiola (Jaime Camil) considerándolo único dueño de la felicidad de Leticia. Al final, tuvieron razón y ella misma prefirió diablo conocido que ángel por conocer, y terminó casándose con su ex jefe.Otro que no recibió apoyo ni comprensión pública fue el Querendón (Eduardo Santamarina) cuyos problemas sentimentales aburrían a más de un espectador. Todos estaban conciente de que la generosa Mareli (Florencia Del Saracho) valía más que la confundida Paula (Mayrín Villanueva). A final fue Mareli quien zanjó el asunto, con su sensatez de siempre, plantando al Don Juan Querendón ante el altarCuando decide La CalacaEn Amor Real, la decisión de Matilde tenía connotaciones políticas. Si optaba por el desprendido Dr. Fuentes Guerra (Fernando Colunga), se anotaba en las filas del ejército revolucionario. Pero si cedía su corazón al heroico oficial Mauricio Islas, aceptaba los desmanes de un gobierno corrupto al cual él servía. La solución la tomó la Calaca. Muerto el Capitán Solís, el corazón de Matilde pasó a ser sólo de su esposo ManuelLa muerte es casi siempre la gran solucionadora de triángulos amorosos. En Apuesta por un amor, una oportuna bala concluyó el dilema de Juan Soler que no sabia si quedarse con su rebelde Potra (Patí Manterola) o con su seductora Xtabai (Manuela Imaz). El oportuno balazo que terminó con la vida del medico-asaltante de trenes interpretado por Jorge Salinas, ayudó a la Esposa Virgen (Adela Noriega) a aceptar su amor por su marido (Sergio Sendel). El mismo Sendel, tuvo que agradecerle a las tijeras de Silvia Pasquel el haberle permitido ser feliz con Yadhira Carrillo, al menos en la ficción, en Amarte es mi pecado. Si Isaura (Pasquel) no hubiese acuchillado a la pobre Alessandra Rossaldo, su marido no hubiese sabido como solucionar su problema amoroso.¿Será que en Querida enemiga también van a matar a Ernesto? Esperemos que no.

You May Like

EDIT POST