People Staff
February 09, 2009 AT 12:00 PM EST

Ya era hora que alguien se le ocurriera reversionar Maria, Maria, una telenovela venezolana de los 80’s, quizás demasiado novedosa para la época. Telemundo ha trasladado la historia de Caracas al Los Ángeles de hoy, con su submundo de narcotraficantes millonarios, sicarios y pandilleros, para crear El rostro de Analía, debut estelar de Elizabeth Gutiérrez.Un error médicoKiko Olivieri ha adaptado su historia de dos mujeres que sufren un accidente del cual sólo una sobrevive, pero sin rostro ni memoria. En la versión original, la cirugía y la ley convertían a Julia Mendoza (Mara Croatto) en Maria Fernanda Alcántara (Alba Roversi), la amante de su marido. De esa manera Julia olvidaba a su familia y se convertía en la esposa de un altruista veterinario (Arturo Peniche). Ahora la historia adquiere nuevo vigor gracias a aptos cambios en el guión. Mariana Andrade (Gaby Espino) podrá ser muy presidenta de una importante compañía, pero eso no evita que Daniel (Martín Karpan), su mujeriego marido, se de un revolcón con su prima Sara (Maritza Rodríguez).En la noche de su aniversario, Mariana confronta a Daniel y huye de su fiesta en el carro de su esposo.En el camino, es interceptada por una especie de Lara Croft que a punta de pistola se le sube a carro y la obliga a acelerar. Son demasiadas emociones para Mariana quien pierde el control, y provoca un aparatoso accidente. Así nunca llega a enterarse de que quien la encañona con un arma es Analía Moncada (Elizabeth Gutiérrez), ex pandillera, sicaria y amante del mafioso Ricki Montana (Gabriel Porras) quien la ha enviado a ultimar a Mariana. Ricki y Sara necesitan a Mariana muerta para apoderarse de su empresa.Lo que tampoco llega a saber Mariana es que Analía en realidad es una agente encubierta de la policía anti-narcóticos, y que quizás nunca pretendió matarla. Por suerte para la ex-pandillera, su carro iba seguido por el del Dr. Rivera (Daniel Lugo) quien la rescata, toda quemada, irreconocible y amnésica. Rivera es un científico experto en restauración de tejido. Para mayor suerte de Analía, el medico ha encontrado su bolso intacto con una tarjeta con su nombre y una oportuna fotografía que le permite reconstruirla nuevamente.Pasan un par de años, y Analía, quien ha vuelto a ser la misma físicamente, decide salir al mundo, dotada de un cuerpazo de centerfold, pero tan inocente de la maldad humana y tan freak como Edward Scissorhands. En su primera salida, es reconocida por Ricki, pero no por Daniel quien sólo ve en ella a una mujer bellísima que ha rescatado a su hija Adrianita de ahogarse. Analía también siente un afecto inmediato por la niña y algo más intenso por Daniel. ¿Será acaso que se ha cometido un tremendo error y quien hoy lleva El rostro de Analía es en realidad Mariana? ¡Oops! Cosas de médicosSímbolo sexual del futuroEn esta trama destaca una Elizabeth Gutiérrez, a la que quizás le falte un poco de escuela de drama, pero compensa con un cuerpo que expone generosamente y una sensualidad que la perfilan como el símbolo sexual del futuro. Maritza Rodríguez sigue encasillada en su rol de rival “malosita” y se echa de menos a una actriz competente como Gaby Espino. Lástima que sólo la hayan utilizado para un capitulo. El elenco, aparte de rostros reconocidos como Daniel Lugo, Flor Núñez y Zuly Montero, es débil y los diálogos no tienen la fortaleza que Kiko Olivieri les imprimiese en la versión original de María Maria, pero aun así la trama es extremadamente novedosa y llena de suspenso y de violencia, lo que la aleja bastante del mundo rosa de la telenovela. El gran bemol de esta historia está lamentablemente en uno de los roles protagónicos. Se llama Martín Karpan. No se puede usar un eufemismo, es un mal actor. Su reacción al saber que Mariana ha muerto es digna de entrar a la galería de las malas actuaciones. Tan falsa, que hasta quien escribe creyó que estaba fingiendo tristeza. Una lastima, porque Analía es una magnifica premisa que ya ha capturado al publico superando en rating a Doña Bárbara

You May Like

EDIT POST