UPI vía NEWSCOM
Lena Hansen
December 10, 2007 AT 10:00 AM EST

Alejandro Sanz ya no tiene el corazón partío…ni cansado. Al menos, eso reflejó el sábado pasado durante un concierto magistral en el American Airlines Arena de Miami. Sus fans los recibieron con los brazos abiertos a pesar de que aplazó casi seis meses dicha cita, originalmente pautada para el 30 de junio. Otras fechas de su gira, El tren de los momentos, también fueron aplazadas debido al agotamiento físico del cantante, según informaron sus representantes. Y valió la pena la espera. Durante el recital, que culminó pasadas las 11 de la noche con una sentida ovación, el español de 39 años, dejó su alma sobre el tablao’, presentando lo mejor de su repertorio.

“Os quiero”, declaró a su público, que no dejó de aclamarlo y corear sus canciones. “Para mí Miami es mi casa…gracias por la complicidad”. Himnos como ”Amiga mía” y ”Corazón partío” se oyeron a mil voces en el teatro abarrotado. El cantante, quien vistió un pantalón de mezclilla, camisa blanca a rayas, corbata negra y chaqueta de piel, se mostró enérgico y juguetón durante ”La peleíta”, tema con dejes urbanos en el que intervino un rapero. También hizo que el auditorio se desbordara de melancolía con baladas como ”La Habana” y ”Pasodoble de los yesterday”, que cantó solo al piano, bajo luces azules. Sus virtuosos músicos también se lucieron. Sarah Divine, una corista afroamericana, añadió un toque de soul al éxito ”A la primera persona” con un novedoso coro en inglés.

Lena, quien abrió el espectáculo, vestida de blanco cual diosa Yoruba, no se quedó atrás. La cantante cubana, heredera del talento musical de su abuela, la eterna diva del bolero Elena Burke y su madre Malena Burke, cantó sentada al piano temas de su autoría como ”Puedo jurarte”. Pasional y entregada, dejó a la audiencia sedienta de más. Muchos se quedaron esperando que Sanz y Lena cantaran su conocido dueto ”Tu corazón”, pero inexplicablemente la colaboración nunca llegó.

El español cerró con ”No es lo mismo” y ”Te lo agradezco pero no”, en este último acompañado de una corista ante la ausencia de Shakira. Aunque el vídeo que ambos grabaron, en el que bailan un sensual tango, apareció en pantalla, echamos de menos la voz de la sirena colombiana, imposible de igualar.

El romance entre el intérprete y sus fans no parecía tener fin. “No me quiero ir”, confesó Sanz al finalizar, “como se me ocurra una canción más no me voy esta noche”. Pero aunque al parecer la musa no le llegó, los temas que cantó bastaron para que los presentes se sintieran en la gloria. El sentimiento fue mutuo, ya que el cantante exclamó antes de que cerrara el telón: “Ustedes son el regalo de Navidad”. Uno bien merecido.

You May Like

EDIT POST