Mezcalent
People Staff
August 18, 2009 AT 01:00 PM EDT

Tras el escándalo que se armó por la publicación de unas fotografías en las que Pablo Motero aparecía dormido y desnudo en la cama de un hotel en Puerto Rico, Dulce, la stripper que las tomó y las vendió a una revista de espectáculos –supuestamente porque el cantante no le pagó por sus servicios– tuvo su primera cita en la corte.

“El fotógrafo y Dulce no cometieron ningún delito, esto está bastante claro dentro de la investigación nuestra”, declaró Antonio Figueroa, abogado de la joven, al programa de televisión mexicano NXclusiva. “Ya pronto van a saber la verdad, nosotros tenemos varios testigos”.

Figueroa también le hizo un llamado al intérprete de “Piquito de oro” para que no falte a la cita que tiene en la corte la próxima semana y diga la verdad de lo que pasó. “Si el viene el 30 ese día y llega a Puerto Rico, bienvenido, tenemos varias preguntas que hacerle; ya verán cuando se las hagamos”.

Aunque Dulce se ha mostrado tranquila tras su proceder, los abogados de Montero esperan que la joven sea procesada por extorsión, pues aseguran que luego de haber tomado las imágenes –supuestamente junto a un fotógrafo profesional– quiso sacar provecho económico y, como no lo consiguió, las vendió para causar daño.

“Este es un caso de extorsión en el código penal de Puerto Rico es un caso de cuarto grado, y podría llevar una pena de 1 mes a 4 años de cárcel”, explicó un funcionario de la corte.

SI TIENES CUENTA DE FACEBOOK OPINA SOBRE LA NOTA AL FINAL DEL ARTÍCULO

You May Like

EDIT POST