Cortesía: ThinkLatino
March 19, 2009 AT 02:00 PM EDT

Zayra, una chiquilla hondureña, quiere cruzar la frontera en busca de una vida mejor. Casper, un pandillero perdido en el mundo, intenta escapar de su pasado. El destino los pone a los dos sobre el techo de un tren que los inmigrantes centroamericanos usan para acercarse a Estados Unidos y allí “de la mano de Dios y del diablo” la vida juega con ellos.

Esa es la historia de Sin nombre, la película producida por Gael García y Diego Luna, que toca también la problemática de las pandillas, y que hoy se estrena en la pantalla grande.

En entrevista con People En Espanol.com, Cary Fukunaga, el escritor de la historia, quien debuta como director, nos contó cómo nació la película, premiada en el pasado festival de Sundance, y nos montó en ese tren de carga donde la crudeza y el dolor hacen de las suyas con los sueños de los inmigrantes.

¿De dónde surgió la historia de esta película?
La idea nació cuando estaba haciendo mis investigaciones de mi cortometraje Victoria para chino y conocí un poco el ambiente del mundo de los inmigrantes de Centroamérica que viajaban en el techo de los trenes para cruzar la frontera con México a expensas de bandidos y pandilleros, y me dije que un día iba a hacer algo grande sobre eso.

¿Cómo fue que la gente de Sundance se interesó en ti?
Cuando gané algunos premios con mi cortometraje, me preguntaron si tenía un guión de un largometraje. No tenía nada, pero me dieron dos semanas para hacer algo, entonces presenté un borrador, les gustó, seguí investigando en México, vajé a Chiapas para ver todo con mis propios ojos, viajé en ese tren y también hice cientos de entrevistas con pandilleros. Luego regresé a Nueva York, me encerré en mi departamento en Harlem y en dos semanas más lo entregue, lo aceptaron en enero del 2006, y en el 2007 empezamos a rodar.

¿Por qué sin ser latino te interesa el tema de la inmigración en México?
No tengo una propia cultura, yo soy una mezcla de todo. Mi padre es japonés y mi madre gringa, pero también tengo familia por toda Latinoamérica. Mi madrastra es argentina y mi padrastro era chicano. Crecí en México y salí con una novia de Chile y otra de Colombia. Estoy muy involucrado en el mundo latino y el asunto de la inmigración es un fenómeno que me interesa.

¿Por qué se llama así la película?
Sin nombre se refiere a algunos altares que hay en la frontera de México y California donde se ponen cruces por los indocumentados que cayeron en el camino, pero también se refiere a los pandilleros que pierden su nombre real cuando entran a la pandilla.

¿Te hubiera gusta que los protagonistas hubieran sido Gael García y Diego Luna?
No, no me hubiera gustado. Para mí lo más importante es la autenticidad. Ellos son chavos inteligentes y simpáticos y me apoyaron mucho en esta película pero yo quise buscar actores no conocidos que no llamaran la atención. Quería perpetuar ese sentido de realismo de los pandilleros y los inmigrantes.

¿Qué mensaje le envías a quienes le hacen la guerra a los indocumentados?
Me gustaría ponerlos por una sola noche encima del techo de ese tren y platicar con ellos a ver qué tendrían que decir. No quiero entrar en la polémica política, pero lo importante es dar empatía a mis personajes y que la audiencia tenga una conexión con ellos, antes de querer dejar una moraleja. Lo importante es que la vean para apoyar el cine en español.

You May Like