Agencia México
Michelle Oyola
June 16, 2014 AT 08:21 PM EDT

Para las mujeres Pinal, el ser famosas les ha impedido tener éxito en el amor.

“Esta carrera es muy difícil de combinarla con un marido tradicional que tiene un horario de oficina, pues aunque posea un gran negocio, de alguna manera tiene un horario”, dijo Silvia Pasquel, de 64 años, a Grupo Fórmula.

“Hombres así, viajan los fines de semana y toman vacaciones, mientras que con nosotras [las Pinal] es todo lo contrario. Nosotras trabajamos cuando todos los demás descansan, cuando todos los demás están de vacaciones”, agregó.

Hasta cuando se trata de festividades como Semana Santa o el Día de la Madre, las Pinal se la pasan trabajando en el teatro para entretener al público que acuden a las salas durante esas fechas.

Además, confesó que las parejas que han salido con varias de las Pinal —su madre Silvia, su hermana Alejandra Guzmán o su hija Stephanie Salas— al principio les gusta la idea de que ellas sean famosas, pero a los seis meses de relación cambian de parecer.

VIDEO: Sylvia Pasquel cuenta cómo logró que usaran a su perro en Qué pobres tan ricos

“Te dicen: ‘¿Apenas va a comenzar a tomarte fotos?’, ‘llevas media hora firmando autógrafos’. Así que todo lo que al principio fue encantador, después se convierte en una molestia”, dijo Pasquel.

La actriz añadió que ha habido ocasiones en que su pareja le ha pedido que abandone su carrera, por lo que la relaciones han terminado.

“Quizás hay algún momento en que puedes seleccionar tus proyectos y puedes decir: ‘Este año lo dedico a mi familia y no voy a trabajar’, pero cuando estás empezando no puedes tomar esas decisiones, o te dedicas a esto o no. [Ser actriz o cantante] son carreras crueles. ¿Cuántas mujeres se han casado y dejan la carrera? Pero cuando quieren regresar ya no pueden”, explicó.

RELACIONADO: Sylvia Pasquel defiende a su sobrina Frida Sofía

A ello hay que agregra que la dinastía Pinal es a menudo blanco de los paparazzis. “Me he tenido que acostumbrar. Los paparazzis son parte de y tienes que aprender y acostumbrarte. Yo siempre estoy en el ojo del huracán, aunque no forme parte de él”.

 

You May Like

EDIT POST