Getty Images Jon Kopaloff/FilmMagic|GAB Archive/Redferns
Tania Cháidez
February 11, 2014 AT 01:50 PM EST

La actriz estadounidense Shirley Temple, también conocida como la niña prodigio más famosa de Hollywood, murió por causas naturales a los 85 años, según anunció su publicista Cheryl Kagan.

Temple, recordada por su carisma frente a las cámaras, su gracia al bailar y sus rizos dorados, falleció en su casa de Woodside, California, rodeada de su familia y sus asistentes.

Shirley comenzó a estudiar danza a los tres años en un estudio en Los Ángeles, en donde dos productores de Educational Films Corporation la descubrieron y le ofrecieron su primer trabajo en Baby Burlesks.

Su talento la convirtió en la actriz más taquillera de la historia de 1935 a 1938, superando a grandes estrellas de la época como Clark Gable, Bing Crosby, Robert Taylor, Gary Cooper y Joan Crawford

FOTOS: Los famosos que han muerto en lo que va del año.

Temple recibió en 1935 el Óscar especial de menores cuando tenía solo 6 años de edad. 

Su trayectoria incluye un total de 43 largometrajes y 13 cortos, además de participar en distintos proyectos televisivos.

En 1999, el American Film Institute la nombró una de las 50 leyendas de la gran pantalla, situándola en la posición 18 de entre 25 actrices.

La rubia intérprete ayudó a salvar la 20th Century Fox de la bancarrota con los filmes Curly Top y The Littlest Rebels.

A los 21 años, Shirley se retiró del cine, pues le resultó difícil mantener su carrera en la edad adulta. A partir de entonces se dedicó a su familia y más tarde mostró interés por la política.

Temple fue representante de Estados Unidos en las Naciones Unidas, embajadora de Ghana, la primera mujer en Estados Unidos que se desempeñó como jefa de protocolo durante la administración de Ford y posteriormente ejerció como embajadora en Checoslovaquia.

You May Like

EDIT POST