Andreas Rentz/Getty Images
Alexander Mabry
February 14, 2014 AT 09:13 PM EST

El actor estadounidense Shia LaBeouf ha vuelto a ser objeto de controversia tras realizar una instalación artística en una galería de Los Ángeles titulada #IAMSORRY.

Tras aparecer en la alfombra roja del Festival Internacional de Cine de Berlín con una bolsa de papel en la cabeza, en la que se podía leer “I am not famous anymore” (ya no soy famoso) y salir huyendo de la rueda de prensa de su nueva película Nymphomaniac, del director Lars Von Triers, para asombro de sus compañeros de reparto, el actor continúa llamando la atención.

Shia LeBouf en la alfombra del Festival Internacional de Cine de Berlín. 
PATRIK STOLLARZ/AFP/Getty Images

LeBouf organizó, en Los Ángeles, un evento artístico durante el cual las personas que asisteron, que entraban de una en una, tenían que escoger a la entrada un objeto de una mesa, entre los que se podían encontrar cosas como una llave inglesa, flores en un jarrón, y una botella de bourbon, entre otros, según reportó el diario español El Mundo.

Asistentes a la presentación artística de Shia LeBouf hacen fila para poder entrar al evento.
David Livingston/Getty Images

Uno de los testigos contó como, después de escoger una flor del jarrón, fue acompañada hasta una habitación a oscuras donde LeBouf estaba sentado con la misma bolsa de papel que usó en la Berlinale en la que se podía leer “I am not famous anymore”.

“Todavía puedes verle los ojos, y era como si estuviesen húmedos. Parecía que hubiese estado llorando y sus ojos estuviesen tristes. Así que en seguida me sentí rara, porque estás intentando hablar con alguien que no te contesta”, relató la asistente, tal y como reportó El Mundo.

La obra de LaBeouf ha generado multitud de comentarios en las redes sociales. También, algunos medios digitales se han apresurado a calificarla de plagio por lo similar de su performance con la de la artista serbia, Marina Abramovic, en el Museo de arte moderno de Nueva York (MoMA), en 2010, con el título The Artist is Present (El artista está presente). En esa ocasión, la artista serbia dedicaba ocho horas al día a estar sentada en una silla, mientras, uno tras otro, los visitantes dal museo se sentaban en frente de ella. 

Ante el revuelo, algunos medios han buscado la opinión de Abramovic sobre la obra de LeBouf. “Lo primero de todo, no creo que esto esté relacionado conmigo directamente. Él lleva una bolsa de papel en la cabeza. Me alegra que haya gente que se inspire en mi trabajo, pero no es lo mismo. No veo que esta obra tenga nada que ver conmigo. Dejémoslo así”, dijo a la publicación Vulture.

La artista Marina Abramovic (izq.) durante la exposición de su obra artística, The Artist is Present, en 2010 en el MOMA, en Nueva York.
Andrew H. Walker/Getty Images

You May Like

EDIT POST