Cortesía Team Publicity
Pilar Sopeséns
April 25, 2014 AT 04:54 PM EDT

Los monólogos de la vagina llegan a Nueva York como la primera obra completamente en español que se representa de manera ininterrumpida en un teatro de off-Broadway, y con un elenco prometedor integrado por Angélica Vale, Kate del Castillo, Angélica María y Miriam Colón.

Semanas antes de su estreno, People En Español tuvo un imperdible diálogo con Angélica Vale y Kate del Castillo, para conocer sus impresiones sobre esta obra sin pelos en la lengua. 

¿De qué tratan Los monólogos de la vagina
A: Para mí es un gran homenaje a la mujer, no sé si Eve Ensler, la autora, pensó en eso cuando lo escribió pero para mí es eso.
K: Me parece que es una obra bien importante porque habla de la violencia contra la mujer. Es terrible porque tiene tantos años y me parece que está supervigente. Cuando leí el texto, pensé que estaría un poquito pasada pero no puede ser más contemporáneo.

¿Qué es lo que más les gusta de la obra?
A:
Las enseñanzas que te puede dar. [Está basada] en 200 mujeres entrevistadas [sobre sus experiencias sexuales] y cada una tiene una lección de vida hermosa. Me toca un monólogo de uno que le gustaba ver vaginas y es una lección de autoestima muy fuerte que recibe esta mujer, obviamente llevado a la comedia, pero los mensajes [de los monólogos] son maravillosos porque son verdaderos, de gente que sí los vivió.
K: Lo que me gusta es que trata de quitar ese tabú de lo que significa la palabra vagina. Es algo que no decimos comúnmente, ¡parece que fuera una enfermedad! Al contrario que los hombres, que hasta se burlan de sus genitales, las mujeres no. Y simplemente es hablar de una parte de nuestro cuerpo, y del cuerpo de la mujer, que es bellísimo.

¿Ha sido un reto representar estos papeles?
A: El teatro es mi zona de confort, pero el monólogo de drama que me toca hacer es algo fuerte. Me cuesta menos trabajo hacer reír, estoy más acostumbrada, pero agradezco que me saquen de mi zona de confort y sorprender. Me saca de lo que la gente piensa que va a ver de mí.
K: Sin duda, además interpretamos a distintas mujeres, no nada más a un solo personaje como en cualquier obra. Y todos tienen una profundidad bien padre; no habla nada más de la violencia contra la mujer y de la ignorancia en la que hemos vivido, también de cómo empieza la mujer a despertar.

¿Hay algo autobiográfico en sus representaciones?
A:
No, hay que respetar mucho el libreto. Pero sí estoy poniendo cerecitas al pastel en cuanto a imitaciones, voces divertidas… Hay un monólogo que soy la gemidora, ¡tengo que empezar a gemir como una loca!
K: [No autobiográfico] pero no importa qué personaje estés interpretando, siempre va a haber algo de ti ahí, ¿no? Además Angélica está embarazada y me encanta; creo le va a dar un toque muy importante y muy lindo a los monólogos.

Angélica, ¿crees que el embarazo afecta cómo afrontas estos personajes? 
Sí, totalmente. Uno de los productores llevaba 10 años tratando de que yo hiciera Los monólogos… pero hace 10 años yo decía: ‘No puedo salir a decir tanta barbaridad, no va con mi imagen, con mi personalidad’. Ahora, casada, de mamá y con el embarazo cómo no, ¡ahora sí me pongo a gemir en el escenario!

Del 6 al 11 de mayo en la obra actuarán la actriz puertorriqueña Miriam Colón, y ustedes. Desde el 14 de mayo al 1 de junio, entrará Angélica María en lugar de Colón. ¿Qué les parecen sus compañeras de reparto?
A:
A Miriam Colón no la conozco personalmente y a Kate la conozco de toda la vida; es un orgullo poder disfrutar el escenario con ellas. Aunque las tres, bueno, las cuatro, somos mujeres fuertes, tenemos una personalidad totalmente diferente y creo que de eso trata la obra también.
K: ¡Somos muy distintas! Y eso me encanta. No tengo el gusto de conocer a Miriam ni de haber trabajado con las Angélicas, pero las conozco desde hace siglos. Voy a estar fascinada de compartir escenario con ellas.

Angélica, ¿cómo va a ser trabajar con tu mamá en una obra con un texto tan… directo?
A: Si fueran cosas personales ni creo que lo haría. Qué pena andar contando esas cosas delante de la gente y delante de mi mamá. Pero es una oportunidad para decirle a la gente que sí son temas que se tienen que tratar en la familia, y ella es una gran actriz, una gran amiga, y es mi mamá. Es genial poder compartir este proyecto. Está nerviosa porque dice: ‘La obra es muy fuerte, Angélica, yo no puedo decir esas palabras’ (risas).

Una parte de cada boleto vendido se donará a V-Day, el movimiento de activismo global fundado por Eve Ensler, creadora de la obra y cuya misión es erradicar la violencia en contra de la mujer.
A: 
Me encanta que podamos ayudar a la mujer, insisto, que para eso es la obra. Se trata de no olvidar de que somos mujeres, somos bellas y que nos tenemos que respetar y querer unas a las otras, no nada más con los hombres.
K: Me parece superimportante; es una de las cosas que más me gustó, porque no ha cambiado nada sino todo lo contrario, han subido los números de violencia contra la mujer. Estoy muy contenta porque tiene un motivo, no nada más es poner una obra de teatro.

¿Qué les dirían a nuestros lectores para que vayan a ver la obra?
A: [El público] sale con una sonrisa de oreja a oreja. Que vayan las mujeres con sus maridos, se mueren de la risa los hombres. Puedes pensar que a lo mejor si ven a una mujer diciendo tantas barbaridades, van a decir: ‘Qué cochina mujer’, pero se divierten como locos. Y pueden aprender a respetar un poco más nuestros sentimientos.

Los monólogos de la vagina se estará presentando del 6 de mayo al 1 de junio en el Westside Theatre de Nueva York. Los boletos están ya a la venta en Telecharge.com y al teléfono 212-239-6240.

You May Like

EDIT POST