Getty Images
hrobles
January 13, 2012 AT 02:16 AM EST

La serie de televisión Rob, que trata el tema de las familias hispanas en Estados Unidos, dio comienzo hoy dejando claro su estrategia cómica y su línea atrevida. El piloto del programa marca el comienzo de lo que sus actores esperan sea un éxito, no sólo para el mercado hispano, sino para toda la audiencia de CBS canal por donde se transmite el programa.

El programa de Rob gira alrededor de un hombre soltero interpretado por el comediante Rob Schneider que, por su manías, no ha podido atrapar el amor hasta que conoce a Maggie, una sensual e inteligente mexicana interpretada por la actriz Claudia Bassols (One in the Chamber, The Eagle Path). En un momento impetuoso la pareja contrae nupcias en Las Vegas y luego se ven obligados a confesar el matrimonio a la familia de Maggie, un nutrido grupo de mexicanos de clase media.

El piloto nace precisamente ahí: en el momento que ambas culturas convergen. La idea del programa se le ocurrió a Schneider quien se casó con una mujer mexicana y pensó en hacer un programa del enlace cultural entre ambas culturas que inevitablemente se vive a diario.

“La diferencia cultural es mucha, es el lenguaje, es otro país”, dijo el actor de filmes como Deuce Bigalow: Male Gigolo en un entrevista.

Esta diferencia cultural se percibe en el momento en que Maggie procede a presentar a Rob a la familia. La madre Maggie, Rosa, interpretada por Diana María Rivas (Everybody Loves Raymond, Sabrina, the Teenage Witch) observa a Rob con perspicacia y el personaje detrás del padre, Fernando (el comediante Cheech Marin), también muestra sus reservas.

“Ve y págale al taxista”, dice Rosa refiriéndose a Schneider. 

El giro del programa es que a pesar de ser dos culturas diferentes los temas son francamente universales. Sin embargo, esta vez se vira la tortilla y es un norte americano quien intenta entrar al universo de los hispanos y no al revés. 

Como todos esperaban, Eugenio Derbez usa su ingenio cómico para arrancar risas. Derbez hace del tío de Maggie, Héctor, y es un familar que visita al país y no regresa. Este se hace muy amigo de Rob, – tal vez el único de la familia, por ahora – por lo cual esperamos verlo por mucho tiempo. “Yo no me voy”, suspira tío Hector con las ademanes del actor que ya todos conocen.

Un momento inusitado es cuando Rob sin premeditación deshace el altar que le ha hecho la abuelita de Maggie a quien parece ser un fenecido pariente. Rob se quita sus pantalones que han quedado salpicados por la cera de las velas. La abuelita es Lupita Ontiveros (Selena, As Good as it Gets) y se asusta al ver el altar desecho y a Rob con sus calzones abajo. Lo que ocurre después parece tomado de una escena de los filmes de Schneider, pues Rob intenta acallar a la abuelita pero la empuja y caen en la cama justo en el momento en que entra Maggie con los padres. ¿Qué dice Rob? “¿Ya le dijiste que estamos casados?”

La comedia trae un libreto cómodo y la fórmula cómica de los filmes por los cual se conocen a estos actores: el desastre que ocurre cuando todo sale mal, aunque se tengan a las mejores intenciones.  Rob se transmite por la cadena CBS todos los jueves a las 8:30 p.m. hora de este.

 

 

You May Like

EDIT POST