Getty images
People Staff
February 27, 2006 AT 11:00 AM EST

Perro que ladra sí muerde. Tal y como anunciaron, la cantante grupera Ana Bárbara y su amor de más de siete meses, José María Fernández, Pirru, contrajeron nupcias religiosas este sábado en la hacienda Valle Umbroso de San Luis Potosí, México.

Los invitados arribaron desde tempranas horas de la tarde, entre quienes no se distinguieron a rostros famosos, a excepción de Antero Ugalde y Antero Ugalde Jr., padre y hermano de la cantante, y Chantal y Jacqueline Andere, madrastra y hermanastra del novio, respectivamente. También fue visto al diseñador Gustavo Campos, quien alteró el vestido de la novia, que había sido adquirido hace meses en Europa. Los invitados arribaron al lugar en autobuses y autos, vigilados por un estricto control de seguridad que por tierra y aire se aseguraba de que no hubiera “colados” a la fiesta.

La razón detrás de tantas medidas de seguridad, de acuerdo al programa Despierta América (Univisión), es que la pareja vendió la exclusiva de su boda religiosa a una revista mexicana en $300,000. Ello garantizaba que nadie tuviera fotos ni detalles del enlace. Obviamente esto causó algunos problemas, ya que medios de prensa apostados a la entrada del lugar intentaron captar impresiones de la boda y abordar a los invitados a su salida del lugar, lo que provocó un zafarrancho con los guardias del sitio. Tras el pleito, y para calmar los ánimos, la pareja hizo llegar tamales calientes a los reporteros.

No obstante el percance, se supo que la pareja regaló a los asistentes un CD que llevaba a Ana Bárbara en la portada y que contiene la canción “No es brujería”, que ella compuso para su amorcito. La noche concluyó con fuegos artificiales. Se espera que la pareja pase su luna de miel en una playa mexicana.

You May Like

EDIT POST