Getty Images
People Staff
May 19, 2010 AT 11:00 AM EDT

“Era el deseo de Valentina. No había pensado en ello hasta que ella misma me lo comentó”, declaró la mexicana de 43 años a la revista US Magazine. “Estábamos en el set de una película y ella vio mi silla donde ponía ‘Salma Hayek’ y me preguntó: “¿Qué dice aquí?”, y le contesté que “Salma Hayek”, y me dijo: ¿Por qué no Salma Pinault?”.

La protagonista de la película Frida aseguró que el comentario de su pequeña comenzó a rondarle la cabeza y la idea de dejar atrás el Hayek y asumir el apellido de su esposo, François-Henri Pinault, le gustó.

“En ese mismo momento me puse a pensar: ‘suena bien eso de madame Pinault’, ¿por qué no?”.

OBTÉN EL LOOK DE SALMA HAYEK

Pero la veracruzana explicó que su decisión no fue un simple arrebato o un asunto de sonoridad sino que le encontró mucho sentido por la alegría que ha tenido en su vida desde que conoció a su esposo y se convirtió en madre.

“Entonces me dije: ‘esa es la persona que soy ahora, es una nueva etapa para mí. Nunca he sido más feliz que ahora’, ¿por qué no compartirlo con la gente que ha estado ahí desde el comienzo de mi carrera?”.

You May Like

EDIT POST