cortesía Pampers
Isis Sauceda / Chicago
April 08, 2008 AT 12:00 PM EDT

La actriz y productora Salma Hayek lanzó ayer en conjunto con Pampers, la campaña Un paquete=Una vacuna en beneficio de la UNICEF, cuyo objetivo es vacunar contra el tétanos a niños de países en vías de desarrollo. Con lágrimas en los ojos y voz quebrada, la nueva mamá instó a apoyar esta campaña y pensar en los niños. “Cada tres minutos uno de ellos muere”, dijo Hayek de las estadísticas sobre la muerte por tétanos. “Una muerte que pudo fácilmente haber sido prevenida”, recalcó.

La mexicana de 42 años, a quien la vida le sonríe tras el nacimiento de su hija, Valentina Paloma, de siete meses, nos contó que pese a todos sus éxitos profesionales lo mejor que le ha pasado es haberse convertido en mamá. “Yo solamente tengo una [hija] y eso ha sido…no sé, quizá tenga más, pero por ahora ha sido definitivamente la experiencia más increíble que he tenido en mi vida y he hecho muchas cosas. Estoy segura que hay muchas mujeres que piensan ‘Dios, qué vida tan maravillosa, ella puede hacer esto o lo otro’. Pero no hay nada que yo haya hecho que sea más increíble que tener un hijo”, señaló.

Y es que la maternidad ha inspirado a Hayek a ayudar a los niños desvalidos. “Yo nunca lloro durante un comercial y lloré con éste [el de la campaña de Pampers] porque una de las cosas fuertes es que ves a las mamás con sus niños de todo el mundo y la mirada entre ellas es como… (empieza a llorar)… sabemos lo que tenemos que hacer. Es muy importante que las mujeres se hagan escuchar para intentar cambiar el mundo. Hasta para la gente que no tiene dinero – pero que aún tiene que comprar pañales para su bebé porque se hacen del baño – no importa lo que pase en el mundo, con una cosa podemos contar (se hacen del baño) y ustedes pueden hacer la diferencia. Queremos presentar un mural…hasta Valentina participó en esto”, contó emocionada.

“Quiero invitar no solamente a las mamás, pero a todos los que nos escuchan, a que piensen en estos niños. Cada tres minutos uno de ellos muere. En el tiempo que hemos estado hablando de esto, hay muchos que ya murieron y mueren de una muerte muy dolorosa. Una muerte que fácilmente pudo haber sido prevenida, cambiada por regocijo y oportunidades… La meta es, y estoy segura de que lo lograremos, 50 millones de vacunas y ustedes pueden ser parte de eso. Hay una posibilidad muy grande que el número de muertes sea cero”.

¿Qué lección te ha dado tu hija, Valentina Paloma?
Diario me da. Diario, no sabría decirte una.

¿Alguna anécdota que nos puedas contar?
No tengo una anécdota memorable. Ella es tan memorable que tengo saturada la cabeza de muchas, es muy simpática. Es muy simpática. Me hace reír todo el tiempo. Te digo qué lección me ha dado: mi hija se ríe todo el día y toda la noche, hasta dormida se está riendo, siempre está de buen humor.. Tiene dos dientecitos y nada más te enseña los dos arrocillos. Siempre se está riendo y, como se ríe tan bonito, te contagia. Entonces, ahora me río mucho más que antes.

¿Cómo te ha cambiado la vida al ser mamá?
Me ha cambiado mucho. Pero [independientemente de ser mamá], si tú supieras lo que es la muerte por tétanos en los niños, a cualquiera se le rompe el corazón. Es una enfermedad terrible para estos bebés porque, la forma en que lo contraen es cuando les cortan el cordón umbilical y lo sellan con la tierra que está completamente infectada de tétanos, y lo peor es que la mamá no lo sabe. Obviamente, siendo mamá, lo que más deseo en la vida si te dicen ‘pide un deseo’, es tener un bebé o un hijo saludable, cualquiera se identifica con esto. Pensar en esas pobres mujeres y niños que no tienen ni idea de cómo lo contrajeron y que están infectados con el tétanos, me da mucha tristeza porque es innecesario y se soluciona con 5 centavos.

¿Por qué decides formar parte de esta campaña?
Esta campaña me encanta porque nos facilita la posibilidad de ayudar a estos niños que se están muriendo en vano y todos podemos ayudar de la manera más sencilla: comprando pañales, que los hubiéramos comprado de todos modos. Por cada pañal que compres de Pampers que tenga el sello de UNICEF One pack=One vaccine, cada vez que tu compras un pañal, se le da una vacuna contra el tétanos en países donde esta bacteria está matando cantidad de bebés. Cuando tú compras ese paquete de pañales, inmediatamente se dona una vacuna para salvar la vida de uno de estos niños que están en peligro.

¿Cuál es el mensaje que te gustaría que comunicara esta campaña?
La satisfacción de sentirse unidas con otras mamás, al salvarles la vida a ellas y a sus hijos. Puede ser un bebé en el Congo, en Madagascar, en diferentes partes de África, porque, a pesar de los problemas que tenemos en nuestros países, no tenemos el problema de esta enorme cantidad de muertes cada tres minutos por tétanos; algo tan fácil de prevenir, de solucionar.

You May Like

EDIT POST