The Grosby Group
jpagan
October 06, 2011 AT 03:11 PM EDT

No porque Salma Hayek esté casada con un poderoso hombre de negocios quiere decir que haya renunciado a su independencia.

“Trabajo fuerte, hago vida propia y eso lo amo. Me gusta tener independencia financiera”, dice Hayek en la edición de noviembre de la revista Redbook. “Nunca he querido depender de nadie. Pero cuando tengo problemas, en ocasiones, es bueno tener a alguien cerca que te ayude”.

Hayek puede contar con el apoyo de su esposo, el millonario francés François-Henri Pinault. ¿Haberse casado con el CEO de la firma de lujo PPR (propietarios de Yves Saint Laurent y Gucci, entre otros) ha influenciado su estilo? “Me gusta coquetear con la moda, pero no soy la Barbie de nadie”, afirmó la actriz de 45 años.

Lo que sí ha sido una gran influencia en su vida es su hija de 4 años, Valentina Paloma. Hayek indicó que quiso actuar en la cinta animada Puss in Boots porque quiere estar en una cinta que la niña pueda ver. Pero mientras la maternidad impacta las preferencias en su carrera actoral, Hayek dijo que se aleja del todo de personajes provocativos.

“Soy la reina de un cártel en una cinta de Oliver Stone”, agregó. “Me preguntó si, por ser madre, todo lo que hago son trabajos sutiles. Y le dije, ‘Sí, pero puedo ser el diablo si lo necesitas, porque después de todo soy actriz’”.

You May Like

EDIT POST