GETTY IMAGES
People Staff
February 06, 2009 AT 01:00 PM EST

Salma Hayek, quien estuvo ayer en Nueva York para promocionar la campaña de la que es parte con UNICEF para combatir el tétanos materno y neonatal en países de escasos recursos, dijo que a pesar de tener más de 40 años, se siente muy joven y agregó que está pasando por una etapa maravillosa en su vida.

“Cuando cumples los 40 es mucho más fácil que cuando tienes 30. Es mentira cuando dicen que uno se vuelve viejo cuando está en los 40. Lo mejor son los 40”, aseguró la actriz de 42 años al diario estadounidense USA Today, agregando que ella no permitirá que su edad sea la que determine si su hija, Valentina Paloma, tenga o no hermanitos.

“Yo tuve a mi hija a los 41. Yo no duermo, porque ella no duerme, pero yo tengo mucha energía. No me siento como ‘ay Dios mío, es demasiado tarde'”, aseveró la mexicana, quien asegura que gracias a su trabajo como portavoz de UNICEF, aprendió a valorar más las cosas en su vida y por ello se vinculó a sus campañas para marcar una diferencia en el mundo.

“Fuimos a un hospital en Sierra Leona y fue impactante. No había nada para suministrar las vacunas. Ellos no tienen alcohol, agua limpia ni electricidad y había una niña de la misma edad de Valentina que era la mitad de su tamaño. Simplemente me partió el alma”, comentó la productora de la serie Ugly Betty en diálogo con People.com.

Sobre el padre de su hija, el multimillonario francés François-Henri Pinault, la actriz lo describió como el mejor de los progenitores. “Estaba escrito que yo tendría a mi hija con este hombre. Estoy feliz de que no lo hice antes y esperé por él, pues uno siempre debe creer que hay un futuro maravilloso y hay que reconocerlo cuando llega”, concluyó.

You May Like

EDIT POST