Getty Images
People Staff
March 09, 2005 AT 04:35 PM EST

No cabe duda que Rosario Dawson es una mujer con convicciones. El verano pasado, la actriz fue arrestada y acusada de mala conducta y obstrucción a la justicia mientras filmaba la cinta This Revolution en Nueva York durante la semana de la Convención Nacional Republicana. Dawson se presentó el martes en la corte para pelear dichos cargos. No tuvo mucha suerte.

Todo ocurrió cuando la actriz de origen puertorriqueño se encontraba en locación en la calle 35 y la Octava Avenida en Manhattan. La policía le pidió a ella y el resto del equipo que abandonaran el lugar, porque estaban demasiado cerca del Madison Square Garden que por esos días recibía al partido Republicano y miles de manifestantes. Según las autoridades, Dawson no sólo se negó a moverse sino que traía el rostro cubierto con dos pañuelos, algo absolutamente prohibido en las manifestaciones. Cuando el director Stephen Marshall trató de mostrar el permiso de filmación a la policía, ésta procedió a arrestarlos.

A pesar de los descargos de la actriz, el juez que lleva la causa denegó su petición de desechar los cargos y dio instrucciones para que comience su juicio la próxima semana, informó el diario New York Post.

You May Like

EDIT POST