getty images
People Staff
January 13, 2006 AT 01:10 PM EST

Ricky Martin nunca se debe haber imaginado que sus candentes declaraciones a la revista Blender, donde entre otras cosas señaló que le gusta practicar la “lluvia dorada” y grabar sus encuentros sexuales, suscitarían tanta controversia y críticas a su rol en la fundación que lleva su nombre. Y el cantante, que suele ignorar la polémica, esta vez decidió responder fuerte y claro.

“El único responsable de mis expresiones soy yo. Un hombre de 34 años que todos los días aprende y evoluciona. Aunque mi nombre sea Ricky Martin y mi vida sea un libro de especulaciones, de conjeturas, recuerden que ante todo soy un hijo, un hermano, un tío, un amigo y un puertorriqueño”, señaló el cantante en una carta enviada a los medios de comunicación con la intención de defender la misión de su fundación de la ola de críticas. Éstas surgieron de varios sectores, pero principalmente del grupo fundamentalista Pro Vida en Puerto Rico, que inició una campaña en su contra y, a través de su portavoz Carlos Sánchez, exigió la renuncia de su puesto en la organización de beneficencia.

Aunque el boricua no se retractó de sus expresiones ni las justificó, pidió que no juzguen acciones privadas para atacar a su fundación. “Es una cobardía de aquellos que se atreven pasar juicio sobre mis expresiones en ánimo de afectar el buen nombre de mi fundación. Esto es inaceptable para mí. Por eso exijo respeto para mi fundación y nuestra labor”, agregó.

You May Like

EDIT POST