mezcalent.com
Miriam Giglio / Cd. de México
March 12, 2008 AT 03:25 PM EDT

Gatas, chachas, cachitas, siervas y chirusas. Las telenovelas nos han enseñado toda la nomenclatura despectiva con la que se conoce al servicio doméstico en Latinoamérica. Pero, aunque despreciado, este rubro ha proporcionado la mayor cantidad de heroínas que el género haya conocido. Aún en del siglo 21 tenemos a Lola…érase una vez y a Mili, de Al diablo con los guapos. Aunque una ande con delantal y la otra no lo use, ambas son criadas y reinas de sus respectivas telenovelas

CRIADA / HEROÍNA
Por largo tiempo, las criadas fueron las protagonistas por excelencia. Esto se debía que la heroína tenía que ser tan humilde y desvalida, que sólo el héroe pudiera elevar su condición de fregona. Las llamaban así porque fregaban pisos, orinales, inodoros y latas de basura. De paso, las fregaban a ellas también con constantes humillaciones, malos tratos y el omnipresente acoso sexual.

Simplemente María, la Muchacha italiana que viene a casarse, Morelia, María Isabel, cuantos nombres, cuantos delantales. Hasta la cieguita Esmeralda empuñó el plumero en su día. Incluso, la gran Xica da Silva, reina del Tijuco, comenzó su vida como esclava de casa cumpliendo las labores más bajas.

La criada era la heredera de la esclava y tal como ésta, el imaginario popular la veía como un juguete sexual de los ricos y poderosos. En la telenovela, como en otras formas de entretenimiento masivo, se creó una fantasía en la cual la virtuosa criada derrotaba a todos sus acosadores, entre ellos al príncipe que caía rendido a sus pies, y todo gracias a una tenacidad moral digna de santa de calendario.

La telenovela moderna rechaza lo doméstico como si esto fuera un castigo y trampa para la mujer. Lo vemos en el caso de Regina en Amas de casa desesperadas y en Victoria, en las que las desdichas de las heroínas parecen estar vinculadas metafóricamente a su devoción por las actividades domesticas. Las heroínas ahora son mujeres con carrera, aún las humildes, pero de pronto dos adolescentes vuelven a poner de moda el delantal y el arquetipo de la heroína-criada renace en todo su esplendor.

LOS DE ARRIBA Y LOS DE ABAJO
¿Cuál es el secreto encanto de estas reinas del delantal? Por empezar, está su tremenda virtud y altura moral. Por otro lado, está el elemento de cuento de hadas, ya que toda heroína-criada es en realidad una princesa disfrazada. Mili es hija de Constancio y Lola es la heredera de la fortuna de su difunto y desconocido padre, que también era el padre de Carlota, su villana rival.

Por último, la telenovela de sirvientas permite entrar al mundo del servicio doméstico y verlo interactuar con el universo de los ricos. Tanto Lola como Mili se mueven en universos paralelos, la cocina y el salón. Ambas son un puente entre dos clases sociales, igualmente ricas en anécdotas y secretos. Los argentinos han sido expertos en elaborar estas visiones de dos espacios. Buenos ejemplos son Andrea Celeste (la verdadera Luz Clarita), Amor sagrado, Estación Terminal, Muñeca brava, Floricienta y la versión original de Muchacha italiana… que también provino de tierras gauchas. No es de sorprender entonces que Lola y Mili hayan sido creadas por guionistas argentinos expertos en fabricar núcleos de sirvientes, cada uno dotado de personalidad propia.

En Lola…érase una vez, el servicio doméstico de los von Ferdinand proporciona fuentes constantes de hilaridad, provengan éstas de parte del cocinero, el obeso Antonino, rey de las pastas, o del castellano champurreado de Petra, la institutriz alemana que es victima perpetua de sus pichonas (léase los niños von Ferdinand) a quienes adora con una devoción conmovedora.

En Al diablo… el servicio doméstico de los Belmonte también es relleno cómico, pero como es una telenovela más ambiciosa, cada personaje tiene su personalidad característica y su historia propia que mantiene al espectador en vilo, conjeturando sobre lo que puede pasar con ellos. ¿Hasta donde llegará Karla con su affaire con Damián? ¿Logrará Rocky rendir el orgullo de la Señorita Valeria? ¿Ha perdonado Braulio a sus patrones por el daño que le hicieron a su hermana?

Viendo todos estos elementos se comprende que tras años de ausencia, hoy renazcan las criadas como protagonistas de historias que pueden ser sumamente entretenidas.

You May Like

EDIT POST