getty images
People Staff
November 02, 2005 AT 05:00 PM EST

Siguen los festejos para la familia real española. Este miércoles, la reina Sofía celebró su cumpleaños número 67 en compañía de su nueva nieta, la infanta Leonor; la princesa Letizia; y de sus hijas, las infantas Elena y Cristina.

El clan celebró con un almuerzo informal en la clínica Ruber de Madrid, donde siguen internadas la princesa Letizia y su recién nacida. “[Leonor] Es el mejor regalo de cumpleaños”, afirmó la reina a la prensa, apostada a las afueras del sanatorio. La celebración también sirvió de pretexto para que finalmente la pequeña conociera a sus tías, las Infantas.

La primera en aparecer fue la hermana mayor del príncipe Felipe, doña Elena, quien llegó acompañada por su marido, Jaime de Marichalar y de sus dos hijos, Felipe Juan Froilán de Todos los Santos y Victoria Federica. Más tarde arribaría la infanta Cristina, quien llegó con su hija Irene (nacida en junio) en brazos. Madre e hija permanecieron poco tiempo en la celebración y antes de marcharse, la Infanta confió que sus tres hijos mayores, Juan Valentín, Pablo Nicolás y Miguel conocerán a la pequeña “cualquier fin de semana”.

Por otra parte, el príncipe Felipe sigue sin salir de su asombro y felicidad por el nacimiento. Y como padre primerizo se hincha de orgullo al hablar de su hija: “Come y duerme bien”, aseguró a los medios. El apuesto príncipe afirmó también que en cuanto al parecido por el momento es difícil adivinar, porque “va cambiando cada día”. ¿Y qué hay de lo dicho por su abuela, la reina Sofía, de que era muy llorona? “Eso era al principio”, aseguró el príncipe. Ya veremos cuando llegue a palacio…

You May Like

EDIT POST