Getty Images
People Staff
February 11, 2005 AT 03:00 PM EST

Ni siquiera un tumor en su riñón derecho ha sido suficiente para deprimir al gordito más simpático de la farándula. A pesar de que Raúl de Molina reconoce que tiene un poco de miedo por la envergadura de la operación a la que se someterá el próximo 21 de febrero en Miami, su estado de ánimo sigue tan bueno como siempre.

“Tengo un poco de miedo, pero estoy tranquilo. Salgo y hasta fui a celebrar el Año Nuevo Chino con mi familia. No es que lo lleve bien, sino que no tengo otra opción. ¿Qué voy a hacer? Estar triste el día entero no puedo”, señaló el conductor de El gordo y la flaca a Univision.com.

La enfermedad le fue detectada cuando comenzó a sentir unos fuertes dolores al orinar que lo llevaron de visita a la sala de emergencias del hospital. “Pensaron que era una piedra en el riñón, pero cuando me hicieron un CAT SCAN en esa zona del cuerpo encontraron un tumor del porte de una toronja en el riñón derecho y me dijeron que tenía que operarme inmediatamente. Luego averigüé un poco más y cuando vi al especialista me dijo que no hacía falta que la cirugía se hiciera en ese momento”.

Lo que aún no saben los expertos es si en la operación tendrán que extirparle todo el riñón afectado, ni tampoco si el tumor es maligno o benigno, ya que no le han hecho una biopsia. “Ya he hablado con varias personas que me dijeron que se puede vivir con un solo riñón muy bien”, dice De Molina. Por ahora el conductor está tratando de bajar lo máximo posible de peso para que la operación sea menos peligrosa, y apoyándose en el cariño de su familia y su público. ¡Mucha suerte!

You May Like

EDIT POST