Cortesía Telemundo
Vicglamar Torres/NYC
April 20, 2011 AT 04:00 PM EDT

“Júralo por Dios y por la Virgen que no abrirás la agenda prietita, júramelo. Solamente si te ves muy apretada se la cambias a Don Epifanio Vargas por tu pellejo”, son las palabras del Güero Dávila (Rafael Amaya), en el primer capítulo de La reina del sur, la telenovela de Telemundo basada en la novela homónima de Arturo Pérez Reverte. La frase del Güero va cobrando fuerza y retumbando como un eco a medida que la trama se desarrolla y aquella muchacha humilde de Sinaloa que era Teresa Mendoza (Kate Del Castillo se va transformado en la diosa del narcotráfico.

A pesar de que el Güero Dávila muere apenas comienza la trama, su presencia permanence como un halo que va conectando situaciones, sobre todo para Teresa. Así que tendremos a Amaya para rato.

“Interpretar al Güero Dávila fue un placer. Creo que no me equivoco al decir que es uno de esos personajes que cualquier actor quisera hacer en algún momento de su carrera”, nos cuenta Amaya, quien encuentra en La reina del sur una profunda y dramática historia de amor. “Quizás muy dura y muy realista, pero una historia de amor. Tanto Teresa como el Güero hacen las cosas que hacen por amor. Él intenta protegerla, por eso le da el teléfono, por eso trata de asegurarse de que hubiese un escóndite con pasaportes y dinero. Por eso le deja la única arma que podrá salvarle la vida que es su libreta de teléfono”, asegura el histrión mexicano, quien dice que a pesar de que moralmente él y éste personaje no se parecen en nada, no se le hizo difícil interpretarlo.

“Él es un tipo alegre, juguetón y yo también. A mí me gusta andar de carrilludo [burlón] con mis amigos y el Güero es así. Además hay algo muy importante y es que nunca debez juzgar a tus personajes, al contrario tienes que defenderlos. Otra cosa en la que nos parecemos es en el amor desmedido que damos. Él está profundamente enamorado de Teresa. De hecho el viaje en el que muere era su último viaje. Se iba a retirar para quedarse con ella. El Güero demuestra su profundo amor dando la vida por ella ¿Qué acto de amor más sublime se le puede pedir a un ser humano?”.

¿Y tú darías la vida por amor?
Eso y más. El amor es el motor que mueve mi vida. El amor hacia mi carrera, hacia los míos, hacia mi trabajo.

Pero estás soltero…
Es que no ha llegado el amor de pareja, pero ya llegará.

Lo que sí han llegado son buenos personajes y buenos proyectos. Por ejemplo también en Telemundo hiciste de sicópata en “Alguien te mira”
Sí, Julián García fue un personaje totalmente diferente al Güero. Creo que además lo interesante de Julián es que al principio ni siquiera sospechas que se va a ir transformando en un monstruo. Es un sicópata cuya locura va ascendiendo como un espiral que se complica. También fue muy padre [bueno] interpretarlo.

¿Y a la música cuándo regresas?
Por ahora estoy feliz en la actuación, pero nunca hay que decir nunca.

Lo que sí es cierto es que te vas a meter de cura…
Amén, hija mía – bromea el guapo actor de 34 años– Hago el papel del padre Roberto, en Dr. Mateo (Antena 3). Es un sacerdote muy moderno, muy pícaro, que le gusta mucho a las mujeres, alterna en el bar con sus amigos. Me encanta este personaje. También estaré trabajando en Hospital Central, así que no me puedo quejar. Me siento muy contento.

¿Qué es lo que más te gusta de los proyectos en los que participas?
Me encantan las historias de amor. Aunque hoy en día tienen que ser historias más allegadas a nuestra realidad. Creo que es importante creer a estas alturas que el amor todavía tiene oportunidad de sobrevivir.

You May Like

EDIT POST