Cortesía: Nevarez Communications
Andrés Martínez Tutek/NYC
February 26, 2009 AT 06:00 PM EST

La merenguera Melina León, regresa a la escena musical con su nuevo disco No seas cobarde, donde le habla claro a los hombres y les pide que den la cara. Además la puertorriqueña, de 38 años, confiesa que su gran sueño en la vida siempre ha sido hacer cine.

Háblanos del álbum con el regresas tras más de dos años de ausencia.
Traigo mi nueva producción que sale al mercado este 27 de febrero y que promocionamos con el sencillo: “No seas cobarde”. Es un disco diferente, pues aquí hay cambios en cuestión de letra y contenido musical. Tengo baladas románticas, hay más pop, hay otras (canciones) más movidas que son para un público más joven. Hay algo para gente de todas las edades y los temas no sólo son de desamor, sino también de mucha pasión.

Haz clic para escuchar “No seas cobarde”

Con la canción “No seas cobarde” le das duro a los hombres, ¿no?
Si, un poquito. (Risas) Es un tema que compuse viendo los problemas que tienen las mujeres con los hombres que están engañándolas, que no les dicen la verdad, llegan tarde a la casa y se portan mal. Quise componerlo y decirles a los hombres que es mejor que hablen de frente, que no sean cobardes y aunque sé que es una palabra fuerte, es la que identifica perfectamente a los que no son honestos. Me gustó ese título.

Me das miedo, pobres hombres…
No, pobrecitos no. Sólo es para los que se portan mal, para los que son cobardes, a esos les cae la canción, pero no a todos. No debería darte miedo, porque si te portas bien no tienes de que preocuparte (risas).

¿Le dedicas la canción a alguien en particular?
Creo que se la dedicaría a cualquiera que me falle o me falte al respeto. Lo que pasa es que una vez que te engañan o te faltan al respeto, pues ya se mueren las cosas bonitas. El respeto es uno de los valores más grandes que uno tiene como ser humano. Lo más bonito es ser sincero y hablar de frente, aunque lo que venga sea negativo, así uno se siente más limpio.

¿Así que no está basada en algo que te haya pasado?
No, fíjate que no. En lo personal ando muy bien, ya hace como dos años estoy con un buen hombre. Lo que pasa es que uno ve historias y también de joven vives cosas así porque uno perdona todo, eres ingenua y crees lo que le dicen, pero con los años aprendes que si perdonas una vez, te la siguen haciendo, igual que si permites que te den una vez, te van aseguir dando.

¿No crees que a veces es necesario perdonar en nombre del amor?
No creo que alguien que te engañe, te pegue, te grite o te haga algún daño te ame de verdad. Nada de eso es perdonable. No perdonaría cosas así y sé que hay gente que tiene razones o se inventa excusas para perdonar, pero no yo, pues conmigo que ni se atrevan. En mi vida los hombres infieles no tienen entrada y creo que es una cosa que hay que trabajarla desde que son jovencitos. El adulto que es infiel jamás se va a enderezar, y eso es lo que hago con mi hijo Manuel, de 16 años. Con él habló siempre del respeto que se le debe tener a la mujer y él sabe que por más que lo adoro y que es la luz de mis ojos, yo no voy a ser alcahuete en asuntos de infidelidad. Estoy segura que he criado a un futuro buen esposo.

Cambiemos de tema. Imagínate por un segundo que yo soy el genio de una lámpara y te concedo un deseo. ¿Qué me pedirías?
Te diría que me volvieras actriz, pues me encanta la actuación, me encantan los musicales, la comedia y todo lo que sea hacer reír, al igual que la parte dramática. Es curioso porque al principio de mi carrera yo me dije: “voy a cantar en lo que llego al cine”, porque ese siempre ha sido mi sueño, pero el cine nunca llegó. En el 2004 hice la obra Pedro Navajas y me gustó mucho. Sé que no soy la mejor actriz pero me encanta y soy de las que hago lo que sea para lograr lo que quiero, pues incluso si me pones a cantar parada de cabeza, lo hago, porque para mí todo lo que sea reto me apasiona y lo disfruto porque soy una mujer “echada pa’lante” y a mi nada me detiene.

You May Like

EDIT POST