Cortesía
Carole Joseph
April 27, 2010 AT 04:00 PM EDT

¿Cómo logró Emilio Larrosa que Itatí Cantoral y Pedro Fernández enamoraran a los televidentes con una nueva versión de un gran éxito colombiano? La tarea, créanlo no fue sencilla. Para Hasta que el dinero nos separe, el rey midas de las telenovelas buscó a Pedro hasta por debajo de la tierra y lo convenció para que con su carisma regresara a la televisión.

Con Itatí, tampoco fue tan sencillo, pues la bella actriz acababa de convertirse en madre de la pequeña María Itatí; sin embargo, la mexicana se puso en forma y llegó a la audición con tremenda cinturita de avispa que dejó deslumbrados a todos. Ambos actores sabían de antemano que trabajar con Larrosa es sinónimo de rating y éxito. Así que manos a la obra.

En cuanto los dos actores se vieron en el set, la química actoral fue inmediata y Larrosa quedó satisfecho porque él sabía que el buen humor, la comedia y sobre todo la alegría de ambos personajes, es lo que el público desea ver, y mucho más en los tiempos de crisis en los que se encuentra su país.

Hoy, después de tan sólo unos meses al aire en Estados Unidos, al igual que sucedió en México, Hasta que el dinero nos separe superó a la telenovela en horario estelar (Corazón salvaje), y en Univisión el éxito fue tal que, durante dos semanas se está transmitiendo de 8:00 a 10:00 PM, mientras se prepara el estreno emergente de Soy tu dueña y se manda a la enésima versión de Juan del Diablo al nada deseable horario de la media noche.

De alguna manera, el éxito de Larrosa no debe sorprendernos. Después de todo, fue él quien realizó la primera telenovela policiaca que batió récords (El camino secreto), el primero en hacer una telenovela que los hombres jóvenes heterosexuales no podían perderse sin sentirse avergonzados (Muchachitas), además de crear el género popular en telenovela con su inolvidable Dos mujeres un camino.

You May Like

EDIT POST