Getty Images
jrotulo
April 05, 2014 AT 11:36 AM EDT
Nancy Álvarez
Cortesía

El primer paso cuando se presenta un caso de disfunción eréctil o impotencia es preguntarse qué es exactamente. Académicamente se define como un inhibición recurrente y persistente de la excitación sexual durante la actividad sexual, que se manifiesta por la incapacidad completa o parcial de mantener una erección hasta el final del acto.

En los menores de 40 aĖos, la impotencia tiene casi siempre un origen sicológico, pero en los de mayor edad aumenta la posibilidad de que sean causas orgánicas, como trastornos circulatorios, diabetes, deficiencia de testosterona o fármacos.

Pocas cosas en la vida consiguen preocupar más a un hombre que la disfunción eréctil. Palabras como “ya no soy un hombre”, “no sirvo para nada” o “no puedo complacer a mi mujer” se repiten en boca de los afectados. A veces el miedo es tanto que el deseo sexual disminuye con tal de evitar una nueva humillación.

La distinción entre una causa sicológica y una orgánica es fundamental. Se puede diferenciar la primera de la segunda si solo sucede con una pareja, se despierta con una erección al menos algunas maĖanas, tiene erecciones mientras duerme o la pierde durante el coito. Hay mujeres muy exigentes y críticas que arman tremendo lío si el hombre no tiene erección.

En el fondo temen no gustarle, que no las ame. Esta actitud aumenta la ansiedad del varón y agrava su disfunción. Si la sufres, debes hacerte un buen examen físico con visita a un urólogo y un sexólogo. A veces el problema es de pareja y hay que acudir a la terapia. Si hay razones emocionales, se debe buscar sicoterapia.

Sin embargo, si el individuo nunca tiene una erección completa es muy probable que haya una razón física. Entonces debe visitar al urólogo y, en algunos casos, también al neurólogo. Pero no importa si la impotencia es sicológica u orgánica, hay muy buenos tratamientos, como uno novedoso y eficaz con células madre. Lo importante es buscar hasta encontrar el adecuado sin entrar en pánico —la impotencia es algo normal. Por último, un ruego a las mujeres: no lo tomen personal, ningún hombre quiere que le suceda.

¿Tienes una pregunta para la Dra. Nancy? Envíalas por medio de un mensaje privado a nuesta página de Facebook aquí (empieza tu mensaje con “Preguntas Dra. Nancy”) o escríbele directamente a la doctora a través de su página de Facebook. Busca respuestas a tres preguntas de lectores cada semana en PeopleEnEspanol.com. Los nombres reales de los remitentes de cada pregunta pueden ser cambiados para proteger su privacidad.

Visita la página de Facebook de la Dra. Nancy Álvarez

Sigue a la Dra. Nancy Álvarez en Twitter

You May Like

EDIT POST