Andrew Melick
María Morales
August 22, 2005 AT 01:20 PM EDT

Entraba la noche en Ciudad del Vaticano y un nuevo Papa reinaba. Con la imponente basílica de San Pedro a sus pies, María Antonieta Collins daba por terminada la cobertura televisiva en la cual la experimentada periodista había narrado conmovedoras imágenes de una Iglesia en transición. “Haber estado hoy aquí no fue un asunto de tener una religión, sino una reunión de gente de fe”, dijo esa noche de abril frente a las cámaras la entonces presentadora de Noticiero Univisión Fin: de semana. “Les damos las gracias a ustedes por habernos dejado entrar en su casa. Ha sido un gran privilegio, un enorme privilegio en nuestras vidas. Muchas gracias, hasta siempre”.

Finalizada esa transmisión, hubo quienes le dijeron a Collins que parecía como si ella se estuviera despidiendo –y no sólo de Roma. Tenían razón. Tres meses después, Collins dejó atrás la cadena donde laboró por casi dos décadas, y está a punto de comenzar una nueva vida en la competencia, Telemundo.

La semana pasada la cadena anunció que la periodista, tras firmar un contrato millonario, debutará en sus pantallas el 10 de octubre con Cada día con María Antonieta, un programa que combinará noticias, entretención y deportes. “Nos sentimos muy contentos de que María Antonieta Collins haya decidido unirse a nuestra gran familia de Telemundo y le damos una calurosa bienvenida”, dijo en un comunicado de prensa Jorge Hidalgo, vicepresidente ejecutivo principal de deportes y noticias de Telemundo. Y a principios de agosto había dicho a PEOPLE EN ESPAÑOL: “María Antonieta es, sin duda, una de las periodistas más importantes de la televisión hispana de Estados Unidos, quien se ha dado a conocer por su distinguida trayectoria y calidad humana”. A Collins le encanta la idea de un nuevo amanecer que la saque del esquema de lectora y reportera de noticias y le permita dar rienda suelta a su personalidad. De hecho, la periodista de 53 años venía sintiendo que algo cambiaría en su vida desde principios de año, asegura. “Mi esposo me dice que yo le dije un día: ‘¿Tú sabes qué? Yo no soy Walter Mercado ni tengo bola de cristal, pero algo grande me va a pasar’ “, ríe una esbelta Collins sentada en la sala de su casa de Miami, donde en pleno verano aún se recuperaba de una cirugía plástica para reducirse el abdomen. “Yo sabía que en Univisión se me había cerrado el ciclo ya y cerrado maravillosamente”.

Menos de 24 horas después de que su contrato con Univisión expirara, a finales de julio, el agente de Collins ya había recibido varias propuestas de trabajo para ella, incluida la de Telemundo. El mensaje era más o menos el mismo: ¿Qué quiere hacer María Antonieta? “Ella va a trabajar en televisión hasta cuando ella quiera”, afirma Raúl Mateu, de la agencia William Morris. “Ella tiene algo, la gente la adora”.

Y vaya que sí se lo han demostrado a lo largo de su carrera. Esto ha sido evidente en las interminables filas de personas que se han dado cita por todo Estados Unidos para verla y oírla hablar de sus “bebés” –cuatro libros basados en experiencias muy personales. “Sé que uno no es monedita de oro, pero sé que al auditorio le ha caído bien que yo llegue con mis libros y les diga: ‘Mira, yo estaba gorda, así fue cómo bajé y ahora nomás estoy medio gordita’ “, dice Collins, quien tiene dos hijas de su primer matrimonio, Adrianna y Antonietta. “Mira, yo tengo una hija que ha sido obesa y he sufrido horrores con ella. Mira, a mi otra hija casi me la mata a golpes un novio. Mira, yo fui a hacer un reportaje y me di cuenta que tenía 22 tarjetas de crédito, estaba hasta aquí de las cuentas, pero salí de las deudas. Ésa soy yo. Ésa es la que yo quiero que la gente siga dejando entrar en sus casas”.

Con su característico sentido del humor agrega: “Y nada, convencer a la gente que, hombre, uno es medio simpaticón y bien intencionado y también se juega la vida para ganar los frijolitos de la familia”.

Su nuevo trabajo le permitirá eso e incluso el seguir escribiendo sus libros y viajar a distintas ciudades del país para autografiárselos a sus fans. De hecho, el quinto, Cómo lidiar con los ex: Hombres, mujeres y fantasmas del pasado, lo publicará próximamente Harper Collins. (“Yo también sufrí por un ex, pero no me dejé tirar. Nomás me atolondré, pero me levanté”). Su sexto libro, también con esa casa editorial, está pautado para el 2007. Y como si fuera poco, su equipo de trabajo ya está considerando otras ofertas comerciales que se le han presentado a Collins a partir de su salida de Univisión.

Lea esta historia completa en la última edición de PEOPLE EN ESPAÑOL que ya está a la venta.

You May Like

EDIT POST