COURTESY OF MACY'S
Carole Joseph
December 22, 2008 AT 11:00 AM EST

Han pasado ya 14 años desde que Carmen Salinas perdió a su hijo Pedro Plascencia, sin embargo, el dolor aún sigue latente y por esa razón, la productora más querida de México ya no pone árbol de Navidad en su hogar.

“Mi hermano Jesús le pone a mi hijo su árbol de Navidad ahí en la cripta”, cuenta con voz entre cortada Salinas. “No pongo árbol de Navidad en mi casa desde que mi hijo murió, en señal de duelo, porque mi hijo era el que ponía el arbolito”, dijo la actriz de 75 años.

Sin embargo, a pesar del dolor que aún llena su corazón, la productora de la obra Aventurera no olvida darle alegría a su hija y a sus nietos, quienes cada año celebran con ella la Nochebuena en compañía de sacerdotes. “Procuro darle algo a mis nietas y a mi nieto”, cuenta la también cantante. “Es más, viene el párroco de la iglesia, se viene a cenar con nosotros y le tengo su presente también”.

La cena para Salinas y su familia será algo muy mexicano. Su mesa estará llena de pavo, romeritos, bacalao y ricos tamales. “Procuro tener de todo para que escojan mis nietas y mi nieto, para que escoja mi familia lo que quiera comer, que exista abundancia en la mesa”.

Y abundancia no sólo de comida sino también de trabajo es lo que le espera a Salinas en el 2009. “Seguiré con Aventurera y haré una película donde debutará mi nieta como actriz”, dice con orgullo Salinas, quien recibirá el año nuevo en las exóticas playas mexicanas de Mazatlán. “Daré gracias a Dios por el trabajo y me comeré mis 12 uvas”.

You May Like

EDIT POST