Cortesía de De Anda
Lena Hansen
August 11, 2009 AT 02:00 PM EDT

Poncho De Anda no puede esconder su alegría. El mexicano de 34 años se prepara para dos grandes aventuras. La primera es convertirse en padre de la pequeña Valeria, cuyo nacimiento está pautado para finales de agosto. La segunda es estrenarse, ese mismo mes, como conductor de Los implicados, un nuevo programa de opinión y debate en Mega TV. “Voy a tener dos bebés”, dice entusiasmado, “una niña y un programa”.

En noviembre del 2008, tras ocho años de trabajar con Telemundo, esta empresa no le extendió su contrato. “El miedo es lo primero que a uno lo ataca”, confiesa el conductor sobre verse desempleado, “pero después uno entiende que las cosas pasan por algo”. Dos semanas después comenzó las pláticas con Cynthia Hudson –vicepresidenta ejecutiva y directora general creativa de Spanish Broadcasting System– sobre nuevos horizontes en Mega TV. “Mega TV es un canal joven, innovador”, dice De Anda de su nuevo foro, “no es copia de nadie”.

Tras firmar en mayo un contrato de dos años con esta cadena, De Anda estará a cargo de este nuevo programa que estrena el 17 de agosto y saldrá al aire de lunes a viernes a las 10 P.M., Hora del Este. “Hay todo para ganar y vamos a ganar”, asegura De Anda sobre este nuevo show, quien también aparece como juez del reality show en inglés Moda Latina del canal CTV. “Estas son las oportunidades que vienen una vez en la vida”.

Otra noticia que cambió su vida fue la que le dio su esposa, la pintora colombiana Alina Amashta, de 33 años, en diciembre del 2008. En medio de una fiesta navideña, Amashta le dio una cajita con ¡una prueba de embarazo positiva! “Fue una locura”, recuerda de ese emotivo momento. “Yo llevaba años queriendo ser papá”.

Ahora el ilusionado futuro papá dice prestarle atención a cosas que antes le eran invisibles. “Antes no me importaba la ropa de niños. Pasaba por una tienda y era como que no existía. Ahora paras a ver los vestiditos”. El y Amashta también están decorando el cuarto de su hija en tonos rosa pálido y café. “Mi esposa ama a Hello Kitty”, dice De Anda de su pareja, con quien se casó en agosto del 2006 tras ser presentados en Miami por amigos en común. “Va a pintar un Hello Kitty pero con el estilo hiperrealista de su arte en la pared”.

En los últimos meses no sólo se ha dedicado a armar la cuna y acondicionar el clóset de Valeria, sino a darle los toques finales a su nuevo programa. Eso entre citas al obstetra y clases para prepararse para el parto. “He compartido con ella cada etapa del embarazo. He estado ahí para escuchar los consejos, para ver las monografías”, cuenta De Anda y añade de su hija por nacer, “La ví desde que era un huevito hasta que ha ido creciendo. Ha sido una bendición”.

You May Like

EDIT POST