The Dream Team Agency
Andrés Martínez Tutek
November 01, 2010 AT 06:00 PM EDT

A pesar de que Pitbull ha tocado el cielo con las manos, sus pies siguen bien pegados a la tierra. Eso no lo dice solamente él sino que se nota en la manera en que habla y en esa sencillez con la que ha cautivado a millones de seguidores.

Con una energía contagiosa y risa sincera, el cantante que el año pasado puso a bailar al mundo con su popular “I Know You Want Me”, está listo para seguir derrochando energía con su primer álbum en español, titulado Armando, con el que le hace un homenaje a su papá fallecido, y además le da un cóctel de vida a sus fans.

El hombre de ojos claros, cabeza rapada y sonrisa de niño pícaro, habló con nosotros desde Miami y nos confesó que las mujeres son las escultoras de su personalidad y que de niño quería ser basquetbolista profesional. Tambíen nos reveló porque se viste todo el tiempo de blanco, nos enseñó a preparar un trago al estilo Pitbull y le habló fuerte a quienes no han entendido que la cara de Estados Unidos ya tiene rasgos latinos que cantan “Bon, bon”.

¿Cómo presentarías a “Armando”?
Diría que no es el típico disco, es un disco que tiene mucho toque latino, afrocubano, guanguanco y tiene canciones como “Bon bon”, que es bien pegajosa y está sonando en la radio. Se llama Armando porque está dedicado a mi papá que era una persona que le encantaba la vida, alguien que siempre disfrutó la vida y eso es lo que quiero decirle a la gente, decirles lo que él me enseñó antes de morir: que en esta vida no iimporta lo que logres, lo importante es lo que dejas cuando te mueres; si eres una persona agradable y buena eso es lo que cuenta.

¿Desde niño tu sueño era ser cantante?
A mí siempre me encantaba la música, me gustaba escuchar música y rapear, tú sabes, pero no lo tomé en serio. Mi sueño de chamaquito en realidad era jugar baloncesto profesional. La música empezó cuando tenía como 15 años cuando empecé a rapear de verdad y a los 18 yo ya estaba profesionalmente [cantando]. En mi cabeza mi deseo era el baloncesto pero se acabó cuando paré de crecer (ríe). Yo alcanzaba la sexta, yo era un monstrico con eso y jugué para muchos equipos pero creí que iba a seguir creciendo porque tengo hermanos de más de seis pies pero ahí quedó todo, aunque todavía me encanta el baloncesto y juego muy bien.

¿Qué significan para ti las mujeres?
Mira, man, para mí ellas son lo más grande. Siempre he dicho que las mujeres me enseñaron a ser hombre porque cuando estás criado con una mujer, ella te está enseñando todo de la vida. Vamos a decir, un hombre quiere tener un hijo que sea fuerte y un macho y el más bueno en cualquier deporte que sea, pero cuando estás criado con una mujer, [lo que] ella te está dando es más como terapia. No dice ‘mira tienes que hacer esto’ o ‘tienes que hacer lo otro’, no, pero ella está siempre arriba de los detalles y te enseña que la vida está hecha de eso, de detalles.

¿Qué trucos aprendiste con ellas?
Lo que aprendí de las mujeres y que uso todo el día, y lo pongo en práctica cuando voy a hablar con una mujer que me gusta, es que le miro sus ojos, sus tacones, sus uñas y lo que tiene puesto, y entonces siempre le doy un piropo. Eso lo aprendí de mi abuela, mi tía y mi mamá y me ayuda mucho (se ríe).

Vemos que eres un poco vanidoso en tu estilo ¿eso también fue herencia de las mujeres?
Sí claro ellas me influenciaron mucho, pero también mi papá es una parte grande en eso porque mi papá siempre andaba de traje y corbata y tenía un look poderoso.

Y hablando del look, ¿por qué siempre te vemos de blanco, acaso no tienes más trajes?
(Se ríe) Sí, sí, así mismo es, no tengo más. No, mira, lo que pasa es que uno criado en una ciudad como Miami siempre usa ese tipo de colores y el blanco viene siendo uno de esos tonos que siempre se ve bien. Cuando tienes un traje blanco y lo combinas con una camisa de otro color se ve bien lindo y da una apariencia bien importante.

Cuéntanos algo fuerte que te haya pasado alguna vez con sus fanáticas…
Imagínate… han pasado tantas cosas y sé que van a pasar cosas más especiales y vamos a decir, confortables, pero creo que lo que uno ve en conciertos es que a veces como que la gente que te quiere conocer se pone nerviosa o te dan una oportunidad que maybe no le dan a todo el mundo. Pero también hay mujeres que te ofrecen a la hermana la prima y te dicen que toda la familia quiere contigo y uno dice: ‘pero, ¿qué es esto?’.

¿Qué no soporta Pitbull en la vida?
Yo no soporto a la gente avara. Yo creo que la cosa más grande en el mundo o la enfermedad más grande del mundo son las personas avaras que quieren más y más y no saben qué hacer con tanto dinero, y la gente que son ignorantes y veo que hoy en día muchos de los políticos que hay son de la vieja, vieja escuela, y eso me molesta. Ellos tienen que entender que la cara, la piel y la cultura de los Estados Unidos está cambiando rápido.

¿Cómo es Pitbull de la puerta de su casa para adentro?
Imagínate, cuando entro a mi casa estoy con los chamaquitos míos, estoy con mi mujer y no pienso en la fama ni en nada de eso. En mi casa soy una persona normal, soy papi, soy Armando y no se habla de Pitbull. Me encanta la música y siempre estoy disfrutando la vida, eso es lo que es Armando, una persona que le encanta la vida y ayudar a quienes pueda. Al final del día soy una persona buena, no soy bueno pa’ cocinar, pero soy bueno pa’ hacer un traguito. Ahí te paso la receta: vodka, agua y mucho limón, baby.

¿Y cuál es el mensaje para tus fans?
Siempre les digo lo mismo porque es la verdad, sin ellos no hay un Pitbull, gracias por todo, gracias a Dios y saben qué, latinos pa’ lante y pa’ rriba porque no hay más na’.

You May Like

EDIT POST