Cortesía MIMI
Milena Prinzi
October 12, 2015 AT 11:20 PM EDT

El clima templado del otoño es amable con el cabello porque lo relaja y ayuda a controlar el frizz, pero no podemos decir lo mismo de la piel. El frío la maltrata y la pone reseca. Para compensar la falta de humedad del ambiente es necesario aplicar cremas y aceites que tengan los nutrientes bien concentrados y las mantequillas corporales son la mejor opción.

Transforma la textura de la piel

Durante los días friolentos, la piel se contrae de tal forma que usa toda el agua que tiene en reserva. Es por eso que tiende a sentirse gruesa. Para repararla y restaurar su grasa natural, invierte en una mantequilla corporal orgánica sin parabenos a base de frutas naturales como las uvas.

Cortesía MIMI

Reafirma y tonifica

Si tu objetivo no es solo mantener la piel suave e hidratada sino también conservarla libre de arrugas, asegúrate de comprar una mantequilla que contenga manteca de karité, manteca de cacao y cera de abejas en su fórmula. Estos ingredientes son necesarios para mantener las arrugas a distancia y evitar que la piel pierda la elasticidad. Cuando la piel se encuentra firme y contraída, no hay espacio para la flacidez.

Cortesía MIMI

Hidratación profunda

La diferencia entre las mantequillas y las cremas normales es la consistencia y el nivel de concentración de los ingredientes. Las mantequillas son más espesas y tienden a ser absorbidas por la piel más rápida y efectivamente que las cremas líquidas. Si tu piel es muy reseca, invierte en una fórmula que contenga aceite de jojoba para hidratar las células.

Cortesía MIMI

Repara y trata las manchas

Si además de hidratar la piel necesitas eliminar las manchas, opta por un producto que contenga leche de soya y miel, ya que ambos nutren y sirven para blanquear. La soya es espesa y tiende a ser difícil de untar, así que humedece un poquito la mantequilla (con las manos húmedas) antes de aplicarla en tu cuerpo.

Cortesía MIMI

Desintoxica las células del cuerpo

No hay nada mejor para desintoxicar las células de la piel que el aceite de argán en una concentración alta como en la mantequilla corporal. Si sufres de la odiosa piel de gallina, acostúmbrate a untarla justo al salir de la ducha. Al hacerlo sobre la piel húmeda, sellas todas las vitaminas y nutrientes.

Cortesía MIMI

Para pieles sensibles

Las pieles delicadas se inflaman con más frecuencia que las pieles normales. Para desinflamarla y llenarla de anticuerpos necesitas aplicar ingredientes claves que ayuden a alterar el pH de la piel. El añil es uno de esos que hace maravillas.

Cortesía MIMI

You May Like

EDIT POST